• Regístrate
Estás leyendo: La importancia de los bancos centrales
Comparte esta noticia
Viernes , 19.04.2019 / 15:03 Hoy

Mercados en perspectiva

La importancia de los bancos centrales

Manuel Juan Somoza

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

Los bancos centrales siempre han sido instituciones muy importantes en la vida económica de las naciones; sin embargo, he observado que a partir de 2008, fecha de la gran recesión en la que cayó el mundo occidental, los bancos centrales han jugado un papel más protagónico en el crecimiento económico de los países. Con anterioridad, las secretarías de Hacienda o sus equivalentes eran las responsables de implementar políticas económicas con objeto de incentivar el crecimiento económico; esto no quiere decir que ahora no hagan nada, pero son los bancos centrales, con sus políticas monetarias, los que han sido más efectivos en estimular el crecimiento económico.

Fue Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal en Estados Unidos, quien implementó el “Quantitative easing” que en español puede traducirse como relajamiento monetario: ¿En qué consistió? En emitir 4 trillones de dólares (en anglosajón) utilizados para comprarles a las instituciones financieras los bonos inmobiliarios que tenían en su balance y paralelamente bajar la tasa de referencia a cero, para con eso provocar que los bancos crecieran enormemente sus recursos líquidos y poder prestarlos al sector privado a tasas de interés sumamente bajas. Esta genialidad de estrategia monetaria le permitió a EU salir de la gran recesión en la que se había metido la economía, y además sin generar inflación. Este estimulo duró hasta 2014, siendo la principal razón del crecimiento económico estadunidense de 2009 2016. El Banco Central Europeo también copió el procedimiento para sacar a Europa del estancamiento; el programa ya terminó, pero Japón, que también lo implementó, aún lo mantiene funcionando.

En momentos como los actuales, donde muchos analistas están pronosticando una nueva recesión mundial, fincando sus argumentos en que este año el mundo crecerá menos que en 2018 —y que el ciclo de expansión ya está llegando a los 10 años— cuando lo normal es que los periodos solo duren cinco años, los bancos centrales podrán jugar un papel fundamental para evitar recesiones y reactivar economías. La primer arma poderosa que tienen será bajar las tasas de interés de referencia para estimular la economía, y la segunda sería volver a implementar los estímulos, que trae como consecuencia la relajación monetaria; la capacidad de maniobra no es igual para todos. Estados Unidos está mucho mejor posicionado que Europa, porque terminó su programa de expansión en 2014 y subió la tasa de interés de cero a 2.5 por ciento y de esta forma, si quiere estimular la economía, lo puede hacer bajando la tasa de interés, pero Europa no puede hacer eso porque terminó su programa de estímulos apenas en diciembre pasado y su tasa de referencia es cero, por lo que tendría que utilizar otros mecanismos; pero al fin y al cabo, seguirá siendo el banco central quien orqueste la recuperación, en caso de que se necesite.

info@cism.mx
@CISomozaMusi
www.cism.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.