• Regístrate
Estás leyendo: El gran reto del Movimiento de Regeneración Nacional
Comparte esta noticia
Viernes , 26.04.2019 / 12:22 Hoy

De la utopía a la realidad

El gran reto del Movimiento de Regeneración Nacional

Blas Rafael Palacios Cordero

Publicidad
Publicidad

Después de asumir el poder a completitud, de una administración pública federal, de la mayoría legislativa en ambas cámaras del Congreso de la Unión, de 17 legislatura locales y varias gubernaturas, destacando la Ciudad de México, el partido morena se distribuye en diferentes planos para instaurar una línea política para la transformación profunda tan anunciada, principalmente en el ámbito de gobierno y legislativo federal donde se enfrenta a fuertes resistencias. 

Es fundamental dar seguimiento a gobiernos locales y municipales, así como legislaturas locales de las diferentes entidades de la República, donde se ha dejado suelta la línea política por priorizar los temas nacionales, por obvias razones, es indispensable priorizar los cambios a la estructura política del Estado mexicano, a su modelo económico redireccionando al modelo social. 


Por otro lado, hay un Morena partido obligado a estructurarse orgánicamente para atender los ritmos político electorales, hacer el debido escrutinio del actuar político de sus representantes populares, garantizar la línea política e ideológica de su militancia y representación de funcionarios, servidores públicos y representantes populares; organizar el respaldo social al Presidente Andrés Manuel López Obrador frente a la resistencia política y mediática de los opositores al cambio. 

Uno de los temas de suma relevancia es el debate ideológico en la transformación política de México, esto tiene que ver con cuestiones sustanciales propuestas por el propio dirigente político López Obrador en diferentes momentos de la lucha social y electoral, el transformar la vida pública, la forma de hacer política, la reivindicación de valores en el actuar político, instaurar una forma diferente de hacer la política. 


Por eso se tiene que determinar con claridad la ruta y estrategia política en esta nueva etapa, si es conveniente la vigencia de un pragmatismo electoral, donde se le permita al oportunismo político reeditar vicios del viejo régimen contra el que se luchó por décadas, a costa de sacrificar línea política e ideológica en ámbitos de gobiernos y parlamentos, o reivindicar actores y principios de la izquierda para robustecer una inercia de transformación profunda .

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.