• Regístrate
Estás leyendo: Movilidad social y discriminación racial en México
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 03:48 Hoy

Paideia política

Movilidad social y discriminación racial en México

Gabriel Corona

Publicidad
Publicidad

En cualquier sociedad incluyente sus miembros deben contar con oportunidades para mejorar sus condiciones de vida. Este proceso, llamado movilidad social, permite que la gente eleve su estatus socioeconómico. Las principales herramientas para lograrlo son el tipo de educación y las fuentes de trabajo a las que acceden las personas.

Sin embargo, hay sociedades donde parece que la movilidad social está bloqueada; donde hay estructuras que impiden mejorar la calidad de vida de la gente. Un ejemplo son aquellos lugares donde existen sistemas de castas o categorías similares, donde las personas que han nacido pobres difícilmente podrán modificar su futuro, pues socialmente ya se les asignó esa posición.

En México, la movilidad social es algo impensable para un gran número de individuos. Por eso Ricardo Raphael, en su libro Mirreynato. La otra desigualdad, señala que en nuestro país el elevador social está descompuesto. Aunque básicamente esto se debe a las fallas en el sistema educativo, al parecer no es la única causa; existen prácticas de discriminación racial que también la refuerzan.

El Módulo sobre Movilidad Social Intergeneracional, publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), confirma esta realidad. A partir de la autoclasificación basada en el color de la piel, mediante la identificación de 11 tonos de ella, se observa que solo 4.9 por ciento de las personas con la piel más oscura cuenta con estudios superiores, mientras que 28.8 por ciento con la piel más clara concluye el mismo ciclo.

Esto también se refleja a nivel laboral: 28.7 por ciento de las personas con la piel más oscura realiza trabajos agrícolas, ganaderos, forestales, de pesca y caza; en contraste, solo 6.1 por ciento con la piel más clara desarrolla estas actividades. A pesar de eso, 48.6 por ciento de personas con la piel más oscura percibe mejoras en su situación socioeconómica, en comparación con el 52.2 por ciento de personas con la piel más clara.

El informe del INEGI hace evidente que en la sociedad mexicana el progreso educativo y laboral también está condicionado por el color de la piel. Esto significa que México es un país con discriminación racial. Por ello es urgente eliminar estas prácticas y garantizar la movilidad social. Es indispensable que en un país con diversidad racial el ascenso social no esté condicionado por el color de la piel, sino solamente por el mérito de las personas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.