• Regístrate
Estás leyendo: Así vivimos… Coahuila, explotación infantil en pleno siglo XXI
Comparte esta noticia

Observatorio de La Laguna

Así vivimos… Coahuila, explotación infantil en pleno siglo XXI

Varios autores

Publicidad
Publicidad

En México viven 29.2 millones de niños y adolescentes de entre 5 y 17 años, de los cuales 3.2 millones se ven orillados a trabajar en precarias condiciones, ante la difícil situación económica que enfrentan sus familias, por lo que en nuestro país por cada 100 niños y adolescentes, 11 tienen que trabajar. Los contrastes que existen entre el norte, centro y sur del país son de tal magnitud que en Guerrero por cada 100 niños que habitan el estado, 17 se ven forzados a trabajar frente los altos niveles de pobreza, y en cambio en la Ciudad de México apenas son 5 de cada 100.

En Coahuila, a pesar de ser uno de los estados con menos informalidad, con menos pobreza y con un avanzado desarrollo económico, este problema sigue latente y a continuación les compartiremos algunos datos.

Actualmente en el estado viven más de 730 mil niños y adolescentes, de los cuales 57 mil tienen que trabajar, 58% son niños y 42% son niñas, 4 de cada 10 niños que actualmente están trabajando no van a la escuela, y preocupa que los 6 que si asisten, lo hacen forzando su integridad física y mental, poniendo en riesgo su desarrollo académico en el futuro inmediato.

El 45% de estos niños trabaja en quehaceres del hogar bajo condiciones peligrosas, ya seas sustituyendo a los padres en sus labores domesticas o apoyando en los negocios familiares exponiéndose a los riesgos que ello implica, un 36% trabajan en establecimientos cuya peligrosidad es demasiado elevada y no cuentan con el conocimiento ni el desarrollo pleno para ejercer estas funciones, y el dato más estremecedor es que el 19% tiene que trabajar sin contar con la edad legal permitida para trabajar (15 años).

El 14% de los niños y adolescentes que trabajan no reciben ingresos, el 47% apenas si reciben por su trabajo $2,640 al mes, el 29% ganan entre $2,640 y $5,280 mensuales y apenas el 9% puede acceder a más de $5,280, el salario promedio de los mexicanos.

Más allá de las políticas asistencialistas, se requieren políticas de largo plazo que busquen erradicar la pobreza desde la raíz a través del desarrollo y preparación de nuestros niños y jóvenes, no bastan solamente becas, se necesita una política económica que busque el desarrollo integral de las familias a través de un mejor salario y leyes más duras contra la explotación infantil.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.