• Regístrate
Estás leyendo: Muerte a la Reforma Educativa
Comparte esta noticia
Viernes , 22.03.2019 / 07:54 Hoy

Tiempo vivido

Muerte a la Reforma Educativa

Rodolfo Esparza Cárdenas

Publicidad
Publicidad

La revocación de la Reforma Educativa; cumple la expectativa que el magisterio nacional generó desde que se anunció y mantuvo como exigencia y con velada resistencia durante los años que trataron de concretarla. 

Se cumplió el verdadero fondo, que era de carácter laboral: eliminar el poder sindical de imponer sus propuestas laborales, canonjía que había logrado desde hacía cuando menos cincuenta años; pero en el aspecto estrictamente educativo es decir, pedagógico y didáctico fue un verdadero fracaso al nunca proponer un modelo congruente y menos fundamentado teóricamente. 


Las novedades que se anunciaba aparecerían en los documentos básicos, fueron ideas ya expresadas y algunas puestas en práctica en los años setentas del siglo pasado. 

Todo en un amasijo donde la confusión de planos era evidente y desde luego la combinación de partes de modelos que en su tiempo estaban bastante documentadas como contradictorias. 

Así, sin modelo educativo ni pedagógico, al magisterio le fue imposible concretar prácticas didácticas unificadas, que permitieran discutir y revisar su eficacia, identificar fallas o ausencias y diseñar con base en ellas la actualización y capacitación que mejorara la calidad educativa.

Las Normales vivieron su peor crisis; en parte porque su personal docente disminuyó su calidad formativa y experiencia al irse incorporando los hijos o parientes de los profesores que se jubilaban, en lugar de cubrir las plazas por oposición o selección de profesores con base en demostraciones y reconocimientos de labor educativa brillante, sobresaliente y avalada por sus alter. 


Se elaboraron cientos de páginas incoherentes que más que orientar, hacían perder el objeto; se exhibió la incapacidad de la SEP de conjuntar equipos de especialistas capaces de hacer propuestas viables; se antojó su trabajo como una torre de babel donde cada cual expresaba en su lengua cosas que no tenían interlocutor, menos comprensión y acuerdos inteligibles; ideas viejas incomprendidas por los nuevos que se citaban sin análisis; en síntesis, un verdadero desastre que finalmente decidieron heredar a ver si el siguiente gobierno podía desenmarañar la bola de inconsistencias que en seis años armaron. 

De ese tamaño es el reto, veremos qué pasa, si logran hacer una verdadera reforma. 



r_esparzac@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.