• Regístrate
Estás leyendo: Los momentos
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 17:09 Hoy

De oficio reportero

Los momentos

Ricardo Magallán

Publicidad
Publicidad


1.-¡Ya basta! Por favor, que se acabe ya la estúpida práctica de seguir justificando las aberraciones de Chivas con el patriotero argumento de “juega con puros mexicanos”. Y, ya y ya. Tan mediocres los que han pasado durante estos años de fracasos en el Rebaño, como los aduladores que siguen poniendo como escudo conceptos tan banales y ligeros. Al Guadalajara ya se la ha soportado mucho, se le ha apapachado de más y eso, perdón que se los diga, también es síntoma de la crisis que atraviesa esta institución. Sus aficionados, nosotros como medios de comunicación, hemos sido muy benevolentes con los tapatíos, les hemos sobado el lomo hasta el hartazgo. ¿Y cuándo llegará la hora de exigir en serio? Miren, imaginen que los números que presenta Chivas en los últimos años los tuviera el América… ¡Ardería Troya!, ¡El país estaría en llamas! ¡Tragedia nacional! y exigiríamos sangre y cortar cabezas en plena plancha del Zócalo capitalino. ¡ah, pero son las Chivitas! Juegan con puro mexicano, parte del ADN nacional… equipo chiquito, justificaciones chiquitas para aficionados chiquitos.

2.-Ojo que lo de Chivas vuelve a darle un manotazo en plena jeta a aquellos que siguen chillando con lo “maldita multipropiedad, es el cáncer del futbol mexicano”. Señores, echen ojo, sean objetivos, ahí está otra vez un empresario de a solo, sin ningún monstruo empresarial detrás, topándose con la ruda realidad del balompié: así, no se puede sostener a un equipo de Primera División. Bueno, al menos no en condiciones de competir contra las millonarias plantillas que tienen los clubes propiedad de cementeras, televisoras y demás. Claro, dirán que Chivas para esta temporada, y otras, se gastó una lana en refuerzos, pero, por favor, dejen de hacerse weyes, un racimo no hace jardín. Es más, si mucho apuran, las contrataciones del Rebaño a últimos años, no pasan del calibre de “buenos futbolistas” y ya. Tan, tan. ¿Entonces qué? ¿Seguimos hablando madres de la multipropiedad?

3.-Y hoy si piden a gritos la salida de José Luis Higuera, pero ¿qué tal le festejaban todos sus malos chistes en redes sociales ¿cómo aplaudían cada que “ponía en su lugar” a un periodista? ¿cómo vitoreaban su fanfarronería? Hoy, señores de Chivas, pagan el precio de haber solapado a un bufón, a un tipo al que, sin duda, le gusta el futbol, pero de saber del negocio… La mala noticia es que Higuera no se irá. Sigan gastando saliva, que se les hinchen los dedos de tanto putearlo a través de redes sociales, él ahí seguirá con sus sacos multicolores y su sonrisa socarrona de “yo soy el chingón”. Y lo es. Sin su dinero, Chivas no existiría. Así de fácil. Háganle como quieran.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.