• Regístrate
Estás leyendo: De convocatorias futboleras y desistimientos…
Comparte esta noticia
Domingo , 17.02.2019 / 20:21 Hoy

Aquí, en corto…

De convocatorias futboleras y desistimientos…

Luis Alberto Azcona

Publicidad
Publicidad

Hace un par de semanas les comentaba, mis tres ávidos y entusiastas lectores, acerca de la designación de Gerardo Tata Martino como entrenador de la selección nacional, así como de los comentarios que hizo específicamente al pretender “argentinizar” la convocatoria llamando a jugadores argentinos que se desarrollan en nuestro jodido fútbol casero. 

Y no sé ustedes, pero de hecho les confieso que, sin considerarme una persona xenófoba, yo sí tengo ese extraño mal hábito y arraigo mental en el que mi cabecita tiene la firme convicción de que una selección nacional debería ser integrada por jugadores que hayan nacido en el país que las convoque y nadie más. 

Y les he de decir que ese hábito lo tengo debido a que vi pasar a muchos oportunistas que se dijeron enamorados de México y que sólo buscaban el beneficio personal de jugar un Mundial, no importando la causa. Es decir, que a estos carnales poco éticos les hubiera dado lo mismo vestir la playera de México que la de Nicaragua o la de la Isla de la Fantasía, si así hubieran tenido asegurada la oportunidad de hacerse presentes en una justa mundialista. Caso específico: el de Guille Franco. ¡Pura madre su amor por nuestro país, qué! 

En ese sentido, no pude más que torcer la boca y mentar unas cuantas madres cuando supe de las intenciones de Tata Martino. Tampoco les niego que se me salió una sonrisa cuando leí las críticas de muchos que igual piensan como aquí, su Charro Negro de confianza. 

Y es que, aunque uno no lo quiera, tiene que admitir que hay ciertos personajes que merecen el beneficio de la duda y creo que Martino es uno de ellos. Se lo ha ganado a pulso por su trayectoria. Yo hice crítica puntual de sus resultados en cada proceso con otros equipos y selecciones; sin embargo, desconozco como podría funcionar en nuestro entorno. Aclaro que no me gusta la decisión de traerlo, pero me adapto. 

El caso es que esta semana se dio a conocer la primera convocatoria de la selección y el resultado es que 24 elementos, todos ellos mexicanos y que además juegan en esta horrible Liga MX, formarán parte de este primer proceso que el propio entrenador ha bautizado como “mini ciclos”. Esto es algo así como concentraciones por periodos cortos de tiempo para que se vaya analizando su potencial y saber si son o no, materia para selección. 

También vi con mucho agrado que desistió de la idea de convocar naturalizados, aunque desconozco las causas por las que reculó, argumentando además que solo se trataba de una broma la convocatoria a Marcone. ¡Bendito dios de la pelota redonda que solo era eso! Porque aquí entre nos, sí me entusiasma que sean puros mexicanitos y también veo con buenos ojos esto de los mini ciclos, aunque sé que a muchos les vale madre mi opinión.


Síganme en Twitter: @AzconaMilenio

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.