• Regístrate
Estás leyendo: Los defensores ausentes
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 11:43 Hoy

Uno hasta el fondo

Los defensores ausentes

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

Gil caminó sobre la duela de cedro blanco de su amplísimo estudio y caviló: las amenazas de muerte que un narcomenudista le hizo en Twitter a Héctor de Mauleón no solo han puesto al descubierto un edificio de la colonia Condesa dedicado al crimen y manejado por el hampa, esas amenazas han descubierto a los campeones de las causas nobles, los defensores profesionales de los periodistas. Organizaciones sociales combativas a la hora de defender a su grey no han dicho una sola palabra ante las amenazas de muerte contra De Mauleón. Es natural que así sea, De Mauleón ejerce un periodismo libre que nada tiene que ver con el dogma de quienes mezclan la lucha social con la información. Si no piensan como nosotros están contra nosotros, te pagan en los sótanos de Gobernación y en la azotea de la Jefatura de Gobierno y en el mezanine de Sedesol. Es decir, la infamia como postura política. Con la pena, pero si te han amenazado de muerte, no diremos esta boca mía.

Ya se había referido Gil a estos defensores ausentes de los periodistas a propósito del asesinato de Elidio Ramos, reportero de El Sur, en Juchitán, Oaxaca. Siempre viene a la mente de Gil la organización Artículo 19, que se acoge a la declaración sobre la libertad de expresión (ción-cion) y la prevención del extremismo violento. Quizá Artículo 19 defiende solo a periodistas muertos y a periodistas que piensan comme il faut. Si usted es periodista y lo amenazan de muerte y comulga con las ideas centrales de estas organizaciones, lo defenderán a capa y espada, pero si su pensamiento se aleja de las posturas clásicas de la prensa combatiente, por llamarlas así, se rasca usted con sus uñas y hasta luego. ¿Defensores o simuladores? Nosotros que viajamos por el mundo defendiendo periodistas no decimos nada cuando unos hampones amenazan a quien los ha exhibido. Por eso estamos como estamos. En fin.

Arne

Gil desayunó con la noticia de que Arne aus den Ruthen renunció al extraño cargo de city manager en la delegación Miguel Hidalgo. Gil quiere ser city manager, ¿alguien puede contratarlo? Resulta que Aus den Ruthen litigará contra la clausura que el Instituto de Verificación Administrativa impuso en un edificio propiedad de la familia de Arne. Gamés pregunta al viento y a su corazón simple: ¿qué le habría parecido al city marquet manager si un hombre armado de un celular hubiera transmitido por Periscope la clausura? Aquí, en Tiburcio Montiel 16, colonia San Miguel Chapultepec, veamos cómo cierran las puertas de este edificio.

Arne ha informado que presentará ante un tribunal un juicio contra la sanción del edificio (cio-cio) de la familia. La clausura del inmueble ha ocurrido después de que Arne aus den Ruthen acusara y denunciara al director del Invea Meyer Klip por actuar de forma arbitraria y no respetar la retroactividad de la ley. Le lectora y el lector no deben inquietarse, Gil tampoco entiende nada de nada. Arne aus den Ruthen vs Meyer Klip Gervitz. Caracho, tienen nombre como de unos ajedrecistas muy famosos de los años 30. Pero volvamos al Periscopoe. ¿Le hubiera gustado al señor Den Ruthen que su pleito fuera transmitido en vivo por Periscope? Dice Arne que en calidad de ciudadano seguirá fastidiando a las personas y retirando enseres de la calle. Quite ese bote o le escupo un gargajo en la cara, ¿por qué tiró ese papel en la calle?, recójalo con la boca; usted miró feo a un ciclista, pídale perdón de rodillas. En este momento vemos mediante Periscope cómo un ciudadano irresponsable le ruega a un ciclista clemencia. Gran city manager, sobre todo muy útil.

Oaxaca

Escasean víveres, gas y medicinas en Oaxaca y Chiapas debido a los bloqueos de la CNTE. Gil lo leyó en su periódico MILENIO. Las pérdidas ascienden a los 2 mil 700 millones de pesos. Entre 25 y 35 por ciento de las reservaciones para Huatulco y la Guelaguetza ha sido cancelado. A decir verdad (muletilla legítima de Liópez y de Morena), si se trata de ponerle fin a la Guelaguetza, Gil participaría en un bloqueo carretero. ¿La lectora y el lector han visto algo más aburrido que la Guelaguetza? Gil un día ejecutó el Baile de la Vela y sufrió un descalabro moral irremontable. El director de Pemex, José Antonio González, evalúa lo que puede entrar y salir de combustible al estado. El fin de semana Pemex logró distribuir gasolina y diésel. Si se prolonga la crisis, "existe la posibilidad de cerrar la refinería Dovalí Jaime", dijo González Anaya.

Si Gil ha entendido algo, cosa improbable, en Oaxaca hay un estado de guerra: si la comida no llega, el combustible se acaba, las carreteras están bloqueadas, el turismo cancela y el gobierno no atina a solucionar el conflicto y pactar con los adversarios, eso se parece mucho a un estado de guerra. El gobierno de Cué no lo ha hecho especialmente bien en estos años de negociaciones con la CNTE, lo ha hecho muy mal, con los pies. Gamés quisiera leer un manual que se llamara así: ¿Cómo acabar con un estado de la República en diez lecciones?

Gil lo oyó en una cantina y lo trajo al ático de las frases célebres: Esa mañana salí a la calle con las agujetas desamarradas y caí de lleno en un problema de alcoholismo.

Gil s'en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.