• Regístrate
Estás leyendo: Orgasmos al unísono: ¿un mito?
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 14:14 Hoy

El sexódromo

Orgasmos al unísono: ¿un mito?

Verónica Maza Bustamante

Publicidad
Publicidad

Estereotipo de telenovelas y filmes de toda clasificación: la pareja comienza a besarse, unos segundos después se quita la ropa, se mete bajo las sábanas, se da a entender que acontece la penetración y, casi inmediatamente, parece que los dos, hombre y mujer, llegan al orgasmo al mismo tiempo. ¡Pum! En cuanto él parece estar eyaculando, ella gime para dar a entender que sus disfrutes se han sincronizado. Para los espectadores, se ha consumado un encuentro erótico “de película”, literalmente, y si no tienen buena experiencia en las lides del deseo, sueñan con sentir eso algún día.

Sin embargo, ¿con qué frecuencia llega a pasar que los integrantes de un encuentro erótico alcancen el clímax al mismo tiempo? Muy pocas veces.

Es posible que el azar haya unido a un par de cuerpos que, anatómicamente, coinciden uno con el otro en los puntos erógenos de mayor placer cuando el pene está dentro de la vagina (por ejemplo, el Punto G con una zona del glande), y eso hará que esa dupla pueda gozar con frecuencia del orgasmo paralelo, pero eso pasa muy pocas veces y sería absurdo pensar que es la única o mejor manera de emparejarse sexualmente.

En cambio, se puede llegar a un conocimiento personal de los lugares del cuerpo en donde se siente más placer, que ayude a llegar a la “muerta chiquita” a la vez. También es mucho más fácil conseguirlo a través de la masturbación compartida (de ella hacia él y viceversa), pues en este caso puede frotarse con mayor o menor intensidad de manera que la pareja se comunique y logre sincronizar lo que cada uno siente.

Hay algunos consejos para aquellos intrépidos buscadores de tesoros sensuales que gustan de explorar sin esperar nada, porque cuando llega algo espectacular lo aprecian y lo disfrutan intensamente. El siguiente ingrediente es querer divertirse. Luego, ser pacientes, curiosos, y comprender que si no pasa una vez, no importa, es cosa de volver a intentarlo.

La postura de la cuchara es una de las mejores: debido a la posición, la mujer tiene la posibilidad de moverse lentamente, unos cuantos centímetros por vez, hasta que encuentre el punto exacto en donde siente más placer. Por lo regular es al estimular el Punto G y zonas aledañas. Cuando ella lo ubique, lo más probable es que comience a moverse de manera constante y con un ritmo específico. Ese es el momento que debe aprovechar su compañero para sincronizar lo que ella siente con lo que él puede sentir. Si se deja llevar, siendo intuitivo con los gemidos o velocidad de movimiento en la mujer, será posible que lleguen al orgasmo al mismo tiempo.

Ya sé: no se verán a los ojos ni se estrujarán la espalda como pasa en las películas, pero, ¿quién dice que es indispensable?

Mi recomendación es que, después de la experiencia y tomar un respiro, hablen de lo acontecido. El vínculo será más fuerte que una idea telenovelera del placer.

La trata de personas

La trata de personas es una de las principales violaciones de los Derechos Humanos, un crimen que mueve miles de millones de dólares y tienen que ver con la esclavitud sexual. Se usa este término cuando alguien capta, transporta, traslada, acoge o recibe a una o varias personas usando amenazas o uso de la fuerza u otras formas de coacción, rapto, fraude, engaño, abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad, o cuando alguien recibe beneficios para obtener su consentimiento con fines de explotación sexual o laboral. La explotación incluye, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual como son el turismo sexual y la pornografía, los servicios o trabajos forzados, la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos.

Aunque el fenómeno nos remite a historias de terror que se escuchan desde hace décadas, lejos de acabar, va en aumento. Cada día se incrementan las cifras de personas que han sufrido de trata y de esclavitud sexual.

Internet se ha convertido en un espacio ideal para engatuzar a mujeres de todas las edades —con mayor facilidad a las adolescentes—, haciéndoles creer historias de amor que están lejos de serlo. Las formas más comunes de captación, además de la web y sus redes sociales o espacios “de ligue”, son las agencias matrimoniales que ofrecen novias por encargo, sitios que funcionan como agencias de citas y que organizan viajes al extranjero, agencias de trabajo y agencias de modelos online. También se da a través de familiares, amistades, contactos de boca a boca. Muchos hombres seducen y establecen una relación sentimental con mujeres en situación de vulnerabilidad para ganarse su confianza y así poder engañarlas. Falsos anuncios que ofrecen trabajo como modelos, bailarinas, servicio doméstico, sobrecargos, personal de hostelería, etc. Secuestro: las mafias siempre han recurrido y están recurriendo de forma sistemática al secuestro de mujeres para explotarlas en el negocio de la prostitución. Hay que estar muy atentos al respecto.



elsexodromo@hotmail.com

@draverotika

FB: La Doctora Verótika

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.