• Regístrate
Estás leyendo: Donald Trump y México: una relación conflictiva
Comparte esta noticia
Viernes , 22.03.2019 / 17:33 Hoy

Agencias

Donald Trump y México: una relación conflictiva

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Donald Trump convirtió a México en su principal enemigo el mismo día en el que lanzó su carrera por la Casa Blanca y llamó violadores y criminales a los indocumentados del país vecino que viven en Estados Unidos.

Y en la construcción de ese enemigo, en la campaña electoral prometió construir un muro en la frontera y sentó las bases para reventarlo económicamente al amenazar con sacar a EU del TLC y a las empresas estadunidenses que producen allí con cargarlas con aranceles tan altos como para ahogarlas.

El republicano no ha necesitado asumir la presidencia para causar estragos a su vecino del sur, que lleva meses sufriendo las consecuencias del efecto Trump. La última hasta ahora es la cancelación de la expansión mexicana anunciada por Ford, el segundo mayor fabricante de automóviles de EU, que ha sido incapaz de mantener el desafío.

Objeto de ataques y amenazas durante la campaña electoral por parte de Trump por producir vehículos en México, su presidente y CEO, Mark Fields, reafirmó tras la victoria del republicano la intención de abrir una nueva planta al otro lado de la frontera.

La compañía viró ayer y no solo canceló la inversión de mil 600 millones de dólares para ello, sino que anunció 700 millones para ampliar la factoría de Michigan y crear así 700 puestos de trabajo en EU. Es un “voto de confianza” al ambiente empresarial que está creando Trump, dijo Fields.

Unas horas antes, Trump había lanzado una nueva amenaza, esta vez contra el primer fabricante de automóviles del país, General Motors, por producir en México el modelo Chevy Cruze. “¡Fabriquen en Estados Unidos o paguen una tasa alta en la frontera!”, escribió en Twitter.

La industria automovilística es un sector clave en la economía de México y el freno a la expansión de Ford supone un golpe en medio de la gran incertidumbre que reina en el país por la victoria de Trump. México envía 80% de sus exportaciones a EU.

La economía mexicana se ha ralentizado y la moneda del país, que sirvió de barómetro durante la campaña electoral de EU, está en caída libre: en el último año el peso se ha devaluado 20% frente al dólar. Tras el anuncio de hoy de Ford, volvió a caer hasta en 0.93 puntos porcentuales y llegó a los 20.93 por dólar. Al cierre del banco central, el peso mexicano quedó en 20.85 por dólar frente a los 20.73 con los que cerró el lunes.

Además, la decisión del fabricante automovilístico, aunque no es responsabilidad del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, probablemente agravará el descontento general que en los últimos días se está viendo agudizado por un aumento en los precios del combustible.

En la marcha atrás de Ford a su expansión mexicana no ha habido acuerdo con Trump, según asegura el fabricante. Pero nadie dudaba de la influencia indirecta de las amenazas de quien en menos de tres semanas será presidente de EU.

Sara Barderas y Carmen Peña/DPA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.