• Regístrate
Estás leyendo: Espejos de una mente fragmentada
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 01:58 Hoy

Trazos del noveno arte

Espejos de una mente fragmentada

Teodoro Santos

Publicidad
Publicidad

Hace algunos ayeres hable en este espacio sobre una gran película que no ha sido valorada del todo conocida en México como “El Protegido” (Unbreakable en inglés), de M. Night Shyamalan, en ella nos propone un mundo donde los superhéroes son reales solo que muchos de ellos no son conscientes de sus habilidades como pasa con el protagonista de esta cinta.

Por otro lado está el personaje que es toda la debilidad, la otra cara de la moneda porque en la naturaleza debe haber un balance, si hay blanco debe haber negro; si hay luz debe haber obscuridad. Este balance es necesario porque así se puede diferenciar a quienes poseen una habilidad especial y que tienen un talento nato para desarrollar ciertas actividades, todos somos especiales de algún modo.

Esta cinta recobró algo de fuerza en los últimos meses debido a que el director decidió hacer una secuela llamada “Fragmentado” (Shattered en inglés), en ella se continúa con la idea que de hay seres superiores capaces de hacer grandes cosas simplemente con desarrollar sus habilidades, y al final de esta cinta se dice que se liga a la primera, en los últimos días se ha anunciado que habrá una tercera entrega de este tema donde ambas tendrán un encuentro, donde un héroe se enfrentará a un villano y tendremos una lucha entre el bien y el mal, pero con la diferencia de que esta vez son seres humanos que por alguna razón son extraordinarios, esto nos amplía un panorama de cómo es que sería el mundo si el conocimiento de estos seres que hasta hace unos 20 años podrían haber pasado desapercibidos en el mundo, pero existen y caminan día a día entre nosotros.

Este punto de vista es algo que también se ha buscado tratar dentro de los comics, por ejemplo cuando Superman decide buscar un empleo para ganar dinero y así subsistir y tratar de permanecer en el anonimato debido a que no le interesa ser un héroe que salva al mundo constantemente, porque seamos realistas, ¿qué haríamos si de repente descubrimos que somos extraordinarios?

En esta premisa dónde y cómo podríamos trazar una línea entre el bien y el mal, cuál sería la brújula moral que nos guíe y más aún cómo reaccionaria el mundo al ver de los que somos capaces de hacer.

Al ver los distintos gobiernos que se ejercen en el mundo podríamos tener una idea de qué es lo que pasaría, y claro todo estaría muy alejado de lo que vemos en las viñetas en cualquier comic de cualquier superhéroe que nos venga a la mente, cómo sobrevivir con una mente que no este destrozada, cómo vivir con las acciones que tenemos cada día sin tener consecuencias físicas o psicológicas en nosotros, simplemente suena a algo que no podríamos sobrellevar.

Por ello la premisa de Shyamalan resulta bastante interesante y digna de análisis ya que no solamente en la primer película nos presente a un héroe y a un villano sino que en la segunda cinta de esta ya trilogía nos presente no solo un villano sino que es un súpervillano que al parecer tendrá un encuentro con el héroe del principio lo cual pondrá a todos los habitantes de la ciudad tendrá algunas repercusiones en el concepto del ser humano ya que ahora nos presentan al súperhumano y eso puede ser algo peligroso porque generalmente el poder lleva a la maldad y entre más poder tiene el ser humano más susceptible es de llegar al lado obscuro.

Psicológicamente la mente humana podría no estar preparada para poder recibir y procesar ese tipo de suceso, es por ello que la próxima película debe estar en la mira de muchos fanáticos de las historietas, aunque la veremos hasta el 2019 pero ya ha comenzado a generar expectativa en el medio de los superhéroes y los comics ya que el director ha logrado llevar a nuevos niveles el análisis de los súperpoderes y de estos personajes que pueden tener una habilidad extraordinaria que no todos podemos poseer y eso ha dado un gran giro a la visión de muchos de los creadores de este tipo de historias al buscar rehumanizar a los que ya habían dejado como dioses y es algo que también podemos apreciar en los últimos filmes como en El Hombre de Acero cuando Superman mata al general Zod, o cuando los Vengadores sientes remordimiento al destruir una ciudad, esa humanidad y necesidad de permanecer ocultos y de bajo perfil denota que en el fondo no podemos tener una mente sin fragmentar y vivir en un mundo donde algún súper existe o puede existir cerca de nosotros sin tener consciencia de ello.

Por ello debemos analizar en cada una de las viñetas, en cada escena cómo afectaría el mundo que un ser como este existiera en nuestro mundo, y de hacerlo por que camino decidiría andar, el bien, el mal o por la senda gris en la que el mundo ya nos tiene acostumbrados donde no podemos distinguir el verdadero horros hasta que ya lo tenemos en frente.

teodoro.santos@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.