• Regístrate
Estás leyendo: James Gunn y los guardianes de la moral (pasada)
Comparte esta noticia
Martes , 19.02.2019 / 18:01 Hoy

Estado fallido

James Gunn y los guardianes de la moral (pasada)

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Yo sí firme el documento de Change.org pidiéndole a Disney que no corriera al productor y director James Gunn de la tercera entrega de los Guardianes de la galaxia y estas son las razones: si el mensaje es que nadie puede cambiar o mejorar en 10 años, ¿para qué molestarse en intentarlo? También, y les pregunto en serio, ¿conocen a una sola persona creativa que jamás haya hecho un chiste impropio? No hablo de una acción. Un chiste, mal chiste, quizá, pero broma sin malas intenciones al fin. Y la tercera es igual de importante y creo que la guerra que estamos viendo contra nuestros moneros en México es un gran ejemplo: No puede ser que por tener enemigos políticos debas tener un pasado absolutamente impecable para no perder todo lo que has luchado por tener y ha logrado.

Hace aproximadamente una década, Gunn escribió unos cuantos tuits de mal gusto. Muy, muy mal gusto. Uno de ellos hacía referencia a un libro muy clásico de la infancia en Estados Unidos. James decidió cambiar el triste final del árbol protagonista del cuento y convertirlo en “un final feliz con un niño”. En su contexto tenía una gracia trasgresora bastante mediana. Sin duda, las 17 personas que estaban en Twitter en esos tiempos se lo dijeron. Otros pudieron haber reído. Lo más probable es que pasó desapercibido. Hoy es razón para acabar con su carrera por completo.

Gunn es un gran talento, sin duda, y tanto él como su hermano Sean han escrito textos explicando cómo es que ha madurado a través de los años, como aprendió a comunicarse con un universo mucho más sensible a los problemas reales y hacer grandes historias para ellos. Admite que contar ese chiste hace 10 años fue un error y ofrece disculpas. Nada en su vida nos hace creer que sigue por ese camino en particular (aunque evidentemente no ha sido libre de controversias).

¿Saben quién se hubiera enterado a estas alturas de esos tuits? ¡Nadie! Excepto que James ha sido uno de los más arduos críticos contra el régimen actual en Estados Unidos y está siendo analizado en cada paso que da. Aunque haya sido en 2008. Que se hayan destapado esos mensajes no fue sin querer. Tampoco fue, necesariamente, un acto periodístico que vale la pena destacar. Fue alguien que está detrás de todos los que “radicales de Hollywood”, como los llaman, que encontró esa pólvora en su contra. Vale. Pero en un mundo en el que su presidente dice cosas extraordinariamente más aterradoras, con puras mayúsculas día con día, realmente sí suena a un acto innecesario por parte de Disney entrarle al juego. Habrá cosas que no sabemos, pero todo el elenco y muchos, muchos personajes liberales lo han defendido.

Si realmente viéramos un cambio por tanta gente que está expresando esa opinión, entonces sí sería un momento muy interesante para la situación histórica que estamos viviendo en ambos países, donde de pronto la oposición es el poder y viceversa (agregando el poder del Internet a todo esto, por supuesto).

Un chiste de mal gusto, todos hemos hecho. Algunos hemos tenido el mal (o buen) tino de hacerlo al aire. Si lo hicimos en los últimos años seguramente hasta amenazas de muerte recibimos. ¿Pero de verdad tenemos que ser tan radicales? Y no, no es solo porque Guardianes de la galaxia, junto con Deadpool son las únicas películas de superhéroes que me encantan. ¿Saben que tienen en común? Que son un tanto trasgresoras y cuentan con un gran sentido del humor. Ojalá regresen a James Gunn.

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.