• Regístrate
Estás leyendo: Transparencia, otra oportunidad
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.02.2019 / 03:53 Hoy

Apuntes

Transparencia, otra oportunidad

Rubén Alonso

Publicidad
Publicidad

La Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) está en mantenimiento con vistas a mejoras. Una herramienta que integra cuatro sistemas que ha dejado más que desear; una plataforma construida autorreferencial, para dentro, más que en necesidades de ciudadanos comunes que requieren información. El programa de “mejoras” se presentó a organismos garantes del país en diciembre pasado (ver: http://bit.ly/2Bse66O), y se prevé que para marzo próximo sean percibidas.

La PNT se conoció hace tres años (ver: http://bit.ly/2SlKDpI), entró en operación un año después, pero inmediatamente mostró deficiencias (ver: http://bit.ly/2BsV68u), e incluso, ha sido sujeta de observaciones por la Auditoría Superior de la Federación (ver: http://bit.ly/2BtQCye). Una herramienta tecnológica ambiciosa, cara, construida de arriba hacia abajo, no desde quienes generan y administran la información que la ciudadanía requiere; que enfatiza más la solicitud de información (transparencia pasiva) que el poner a disposición información, clara, completa, veraz (transparencia activa). Sobre esto, baste ver los promocionales del derecho de acceso a la información que realiza el INAI como “derecho a saber” y los estudios demoscópicos que realiza: se preocupa porque pidan información, pregunten, soliciten, que ofrecer lo que la gente necesita; es decir, además de la que por ley deben publicar (ver: http://bit.ly/2Spx20E).

El programa de mejoras de la PNT, considero, centra su atención en la interfaz de Internet y el empleo de lenguaje claro, sin tecnicismos ni términos legales. Eso será un gran avance. Habremos de ver. Sin embargo, su objetivo está en “una mejor comprensión de los sistemas que integran la PNT”, y no en los contenidos, el núcleo de la transparencia. Es una preocupación por las formas.

La transparencia, estimo, se construye de adentro hacia fuera; de abajo hacia arriba. Si esto lo aplicamos a la PNT, habrá que centrar primero la atención en someter a una “auditoría ciudadana” los contenidos que se ponen a disposición pública en los Portales de Transparencia de cada sujeto obligado, que sean los mismos que se vinculen y muestren en el Sistema de Portales de Transparencia (SIPOT). ¡Ya dejen la absurda e inútil publicación de formatos de carga de información!; luego, sin restarle importancia, auditar la calidad de respuestas (contenido) sobre solicitudes de información (SISAI) y los recursos que se interpongan.

La cultura de la transparencia hay que construirla adentro de los sujetos obligados.


Twitter: @jrubenalonsog





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.