• Regístrate
Estás leyendo: Guardia y custodia
Comparte esta noticia
Domingo , 17.02.2019 / 14:48 Hoy

Opinión

Guardia y custodia

Ricardo Velázquez

Publicidad
Publicidad

Según el amparo en revisión 1773/2016, emitido por la Suprema Corte de Justicia de Nación en 2017, la pobreza y el bajo nivel escolar de los padres no son condiciones por sí solas, para perder la guardia y custodia de los hijos.

Después de que a una mujer le quitaran la guarda y custodia de su hija con el argumento de no contar con preparación académica suficiente pues su máximo nivel de estudios era bachillerato; y por vivir en un espacio muy modesto; el Tribunal Colegiado determinó que las condiciones económicas del padre eran más convenientes para el desarrollo de la menor; sin embargo, no fundamentó el riesgo de permanecer con la madre. Ella solicitó un amparo, a lo que la Corte le concedió la protección para que la autoridad emitiera una nueva sentencia en la que la no se determinara la decisión de la custodia únicamente con base en su condición económica o nivel educativo; o bien, dado el caso se sustentara con pruebas técnicas o científicas, el grado de afectación a los intereses de la niña y la manera en que dichas circunstancias la hacen menos idónea en comparación con el padre para cumplir con la responsabilidad del cuidado de la menor.

Asimismo, el recurso de revisión aportado por la madre planteó, entre otros, los siguientes agravios: violación al artículo 1° constitucional; no garantía de la protección más amplia de los derechos de la niña; las manifestaciones respecto a las mejores oportunidades de vida que tendría la menor respecto a estudios superiores está basado en argumentos sin sustento legal; tener una habitación únicamente para la niña es un lujo más que una necesidad; el nivel académicos no es impedimento para que la menor aspire a un mejor nivel de vida que el de la madre; los argumentos que hacen referencia a una mejor calidad de vida con el padre por una situación económica viola el derecho a la seguridad jurídica, igualdad y no discriminación y atenta contra sus dignidad ya que determina una situación jurídica con base en valoraciones discriminatorias, mismo ambiente que debe ser propiciado por la autoridad.

Fue con ello que precedió a revocar la resolución recurrida y otorgar el amparo a la madre par que la autoridad responsable emita una nueva sentencia en la que no se determine en la que no se determine la decisión de custodia únicamente con base en la condición económica o nivel educativo de la madre, y si lo hace, lo haga con el sustento correspondiente, a través de técnicas pruebas o científicas que muestren el grado de afectación a los intereses de la menor y la manera detallada en que dichas circunstancias hacen a la madre menos idónea que el padre para cuidar de manera apropiada a la menor.

Así fue como la Primera Sala consideró que al no haber motivado reforzadamente la situación económica de la madre a la luz de la teoría del riesgo frente al interés superior de la menor, se le concedió el amparo a la madre únicamente para el efecto de que la autoridad correspondiente emitiera una nueva sentencia.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.