• Regístrate
Estás leyendo: ¿Qué es la Norma Mexicana en igualdad Laboral? II
Comparte esta noticia
Viernes , 15.02.2019 / 18:31 Hoy

En la escena fiscal-corporativa

¿Qué es la Norma Mexicana en igualdad Laboral? II

Miguel Ángel Santillana Solana

Publicidad
Publicidad

También se entenderá como discriminación la homofobia, misoginia, cualquier manifestación de xenofobia, segregación racial, antisemitismo, así como la discriminación racial y otras formas conexas de intolerancia; ¿Realmente existe la discriminación laboral en México? Para responder esta pregunta, véase lo siguiente:

En 2010, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) realizó una encuesta a nivel nacional con la finalidad de tener un diagnóstico de este fenómeno de la discriminación, la cual se denominó Enadis 2010.

En esta encuesta se encontró, por ejemplo, que la falta de oportunidades de empleo y experiencia son considerados como los principales problemas de las y los jóvenes en México. De igual manera, el principal problema percibido por cuatro de cada 10 personas adultas mayores es la dificultad para encontrar trabajo.

Aquí vemos una primera causa de discriminación en el empleo: la edad. Es decir, se discrimina ya fuese porque se les considera demasiado jóvenes y sin experiencia, o bien demasiado viejos y desactualizados.

Pero también se detectaron otras causas por las cuales se da la discriminación laboral. Y es que la mayoría de la población que participó en esa encuesta estuvo de acuerdo (y muy de acuerdo) en que “no se justifica dar trabajo a una persona con discapacidad física cuando en el país hay desempleo.”

Por otra parte, en todos los grupos etarios, la participación de mujeres en el trabajo remunerado, sigue estando por debajo de la participación de hombres, debido a muchos factores, tales como: la discriminación en las prácticas de contratación, remuneración, movilidad y ascenso; las condiciones de trabajo inflexibles; la insuficiencia de servicios como los de guardería, así como la distribución inadecuada de las tareas familiares en el hogar, entre otros.

Posteriormente, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) 2014, realizada en el segundo trimestre, 42 de cada 100 mujeres, y 76 de cada 100 hombres participan en actividades económicas; el ingreso promedio por hora trabajada fue de 31.3 pesos para las mujeres y 32 para los hombres; mientras que el promedio de horas trabajadas a la semana por parte de las mujeres es de 37.3 horas y de los hombres fue de 44.8 horas. La población económicamente activa no ocupada o desempleada correspondió al 4.8% para ellas, y 4.9% para ellos.

El artículo 1 de nuestra Carta Magna eleva a rango constitucional los Derechos Humanos reconocidos en los Tratados ratificados y garantiza la protección más amplia para las personas; obliga a las autoridades, en el ámbito de sus competencias a promover, respetar, proteger y garantizar los Derechos Humanos, de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad.

Por su parte, en el artículo número 4 de la Cpeum se establece la igualdad del varón y la mujer ante la ley, y en su numeral 123, se determina que para “trabajo igual, debe corresponder salario igual”, sin tener en cuenta sexo ni nacionalidad.

En ese tenor, los principales instrumentos internacionales que tienen vigencia en materia de igualdad laboral y no discriminación en México son:

1. Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

2. Convención Americana sobre Derechos Humanos.

3. Pacto de San José de Costa Rica.

4. Convención para la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (Cedaw, por sus siglas en inglés). Particularmente de los artículos 11,13 y 14; de las Recomendaciones Generales Cedaw: numerales 5, 13, 16,17 y 18; y las Recomendaciones específicas Cedaw: 29 (2012), 31 (2006), 442 (2002), 406 y 416 (1998).

5. Declaración y Plataforma de Acción de Beijing.

6. Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, “Convención de Belém do Pará”.

7. Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial (CERD, por sus siglas en inglés). Particularmente los artículos 1,2 y 4 de dicho instrumento; así como los siguientes párrafos de las Observaciones finales del Comité CERD, hechas al Estado mexicano de los años 1997, párrafos 16 y 21; 2006, el párrafo 16, y 2012, el párrafo 16.

8.Convenio 100 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en materia de igualdad de remuneración entre la mano de obra masculina y femenina por un trabajo de igual valor, y su Recomendación (Núm. 90) sobre Igualdad de Remuneración.

9. Convenio 105 de la OIT sobre la Abolición del Trabajo Forzoso.

10. Convenio 111 de la OIT sobre la Discriminación en el Empleo y la Ocupación y su Recomendación (Núm. 111) sobre la Discriminación (Empleo y Ocupación).

11. El convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Esta norma es una iniciativa que fusiona tres mecanismos que existían anteriormente de manera independiente. Estos mecanismos eran, en primer término, la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2009, para la igualdad laboral entre Mujeres y Hombres de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), que se estableció con el objetivo de evaluar y certificar las prácticas en materia de igualdad laboral y no discriminación, implementadas en los centros de trabajo, además de dar cumplimiento a la normatividad nacional e internacional en materia de igualdad y no discriminación laboral, previsión social, clima laboral adecuado, accesibilidad, ergonomía y libertad sindical.
...............
FUENTE: Revista: “Abogado Corporativo”. En: “¿Qué es la Norma Mexicana en igualdad Laboral y No Discriminación?”. María Vallarta Vázquez. Número 060. Editorial Thomson Reuters. Julio-Agosto de 2017. Págs. 46 a 49.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.