• Regístrate
Estás leyendo: La Guardia Nacional
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.02.2019 / 00:24 Hoy

Columna de Julio Valera

La Guardia Nacional

Julio Valera

Publicidad
Publicidad

Durante el mes de enero se aprobó en la Cámara de Diputados la reforma constitucional que permite la creación de la Guardia Nacional. Esta figura ha generado importantes críticas en algunos sectores de la población, los cuales denuncian una estrategia de “militarización” que pueda afectar gravemente los derechos de la población. Recuerdan, además, que esta fórmula siempre fue criticada por sus hoy promotores.

Pero antes de emitir una opinión al respecto, resulta importante preguntarnos: ¿qué es la Guardia Nacional?, ¿en qué consisten las modificaciones aprobadas por la Cámara de Diputados? Y, más relevante aún, ¿en qué beneficia o perjudica a los mexicanos la creación de esta figura?

De acuerdo con la iniciativa de reforma constitucional aprobada por Diputados, la Guardia Nacional se define como “una institución del Estado que participará en la salvaguarda de la libertad, la vida, la integridad y el pleno ejercicio de los derechos de las personas, protegiendo su seguridad y patrimonio, así como los bienes de la Nación, en los casos y bajo las condiciones dispuestas en la Constitución y en las leyes”. En pocas palabras, la Guardia Nacional funcionará como una corporación alternativa a las Fuerzas Armadas, y tendrá como objetivo principal prevenir y combatir el delito en nuestro país. Estará integrada por la Policía Militar, la Policía Naval, la Policía Federal, además de civiles y soldados.

La Guardia Nacional contará con un mando civil en su administración, a cargo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana; pero será militar en cuanto a su organización y disciplina, las cuales recaerán en la Secretaría de la Defensa Nacional. Además, se establece la facultad para que la Guardia pueda colaborar con el Ministerio Público y tener la competencia para investigar delitos. El secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, mencionó que con los 50 mil elementos que se reclutarán, la Guardia Nacional coordinará a casi 150 mil elementos, los cuales podrían “enfrentarse al tú por tú con el crimen organizado”.

Contar con una fuerza policial importante resulta benéfico para poder combatir el enorme problema de inseguridad que persiste en el país. Actualmente, en México, solo se cuenta con 0.8 policías por cada mil habitantes, lo cual nos ubica por debajo de los estándares recomendados por la Organización de las Naciones Unidas, que recomienda, en un escenario ideal, contar con 3 policías por cada mil habitantes.

Sin embargo, es importante mencionar que el principal desafío al que se enfrenta el Gobierno es la desmilitarización de la política de seguridad del gobierno mexicano. Aun cuando el mando de la Guardia Civil está a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, esto no garantiza terminar con la violación de los derechos humanos y la impunidad. Además, la creación de este nuevo cuerpo policial parece contravenir a las sentencias, recomendaciones y criterios formulados por instancias internacionales. En este contexto, es de vital importancia analizar la viabilidad de la propuesta desde el punto de vista de los derechos humanos tal como fueron formulados a partir de la reforma constitucional del 10 de junio de 2011.

La semana pasada el dictamen fue enviado al Senado para su aprobación. Sin embargo, se acordó convocar a nuevas audiencias públicas con víctimas de violencia, autoridades y organizaciones de la sociedad civil especializadas para abordar temas de constitucionalidad, derechos humanos, federalismo y seguridad pública. Sin duda, estas voces serán fundamentales a la hora de analizar y discutir modificaciones al dictamen. ¿Y después? Deberá ser aprobado por los senadores y posteriormente por la mayoría de los congresos locales de la República.

Aún disponemos de cierto tiempo y espacio para discutir, criticar y llegar a consensos en torno a la versión final del dictamen de creación de la Guardia Nacional. Esta deberá fortalecer sus puntos débiles, en particular, la cuestión de los abusos de poder y violación a los derechos humanos.

Twitter: @jmvalerapiedras

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.