• Regístrate
Estás leyendo: País de contrastes
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 04:21 Hoy

Caleidoscopio

País de contrastes

Federico Ramos

Publicidad
Publicidad

México es diverso y así lo demuestra que se hablan 68 lenguas indígenas por más de 50 etnias diferentes entre sí. Esta población está dispersa por todo el país, aunque el 75% se ubica en el sureste. Somos aún rurales en un gran porcentaje comparado con los países de gran desarrollo que tienen en el campo solo el 2% de sus habitantes. Luego viene la reforma agraria que reparte las tierras de los hacendados, algunas muy productivas y otras no y el gobierno del Tata crea el ejido, forma de organización paternalista e improductiva. En 1950 casi la mitad de la población vivía en el campo, con una producción agrícola arcaica y de subsistencia. Ello hacía de México un territorio con enorme potencial en el sector industrial, para entonces de poco peso, pero que la política de sustitución de importaciones catapulta de manera exitosa. En campo avanza poco a poco, pero solo en ciertas áreas agrícolas. Luego viene el TLC que vincularía nuestro devenir con el de Estados Unidos, pero que a 25 años de distancia solo funciona para unos y no para todos, como se pretendía. La realidad nos arroja resultados que fortalecen el país de contrastes. Veamos: el norte crece regular: 3 o 4 %; en el centro se crece muy bien, 7 u 8%; pero en el sur crece mal: de hecho la economía del área no crece, decrece.


Resultado: crecemos como país entre 1.5 y 2.0% y esto se debe a que la economía del TLC, o sea, los negocios mexicanos que exportan a Estados Unidos, crece dos dígitos, esto es, 12 o 13%, pero la economía del mercado interno, donde estamos la mayoría de los negocios, crece entre 2 y 3%, porcentaje muy influenciado por el alto consumo de la clase media y alta.


Entre el norte y el centro del país se produce el 60% del PIB y el sur solo produce el 20%, reflejando un atraso enorme que es como una losa que es cargada por los que sí trabajan productivamente.


La asimetría refleja un hecho dramático: México exporta a USA el 60% de su PIB y el vecino solo exporta a México el 4% de su PIB, con la gran diferencia que le economía de los güeros es 20 veces más grande que la nuestra y ello nos hace vulnerables, pues nos va a ir como en feria si se acaba el TLC, pero toda amenaza es una oportunidad y ahí está la clave para volvernos autocríticos, dejar de vernos el ombligo para en cambio ver hacia el futuro.


federicoramos@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.