• Regístrate
Estás leyendo: La razón única, la de cada cual
Comparte esta noticia
Viernes , 19.04.2019 / 11:41 Hoy

Columna de Augusto Chacón

La razón única, la de cada cual

Augusto Chacón

Publicidad
Publicidad

Andrés Manuel López Obrador se puede dar lujos que para otros políticos están prohibidos. Con una docena de años en campaña electoral, tiene una masa de personas en edad de votar convencidas de que ahora sí, lo único que importa es ganar (también antes, pero en la materia electoral el único tiempo válido para conjugar los verbos es el presente), y ya ni siquiera deben preocuparse por justificar los medios, conseguir el fin, la silla presidencial, lo redimirá todo y a todos.

Se puede dar el lujo de la incoherencia; invoca a Benito Juárez y luego dicta una homilía con Jesucristo como modelo de una república que se proclama laica; puede construir pacientemente, con cientos de discursos, al más despiadado grupo criminal que, según él, México ha sufrido: la mafia del poder, y acto seguido poner en la lista de sus favoritos, de sus favorecidos, a los conspicuos integrantes de esa mafia, de Barttlet, que de por sí era un extremo, a Napoleón Gómez Urrutia, cuya figura y leyenda extrema cualquier extremo. O puede, sin empacho, resaltar cómo esa perversa mafia del poder ha recompuesto el estado de derecho como mero molde para salvaguardar sus intereses, pero después defender la honorabilidad de su nuevo apóstol, el ya dicho Napoleón, al parapetarlo detrás del mismo estado de derecho que antes le mereció desprecio, al esgrimir que no hay, en el bendito sistema de justicia del país, nada sólido contra su particular corso, emperador de la minería. Con las cosas de este modo, ajenas a la mínima concatenación lógica, nadie cercano a López Obrador objetaría que Napoleón Gómez encabezara los trabajos para crear la constitución moral que será parte del plan de gobierno emanado de Morena.

Al cabo, alzar la voz para alertar sobre las incoherencias del doblemente ungido (la primera vez por él mismo, la segunda por una multitud que no cesa de aclamarlo) y juzgar sus dichos y sus obras, alzados en una pseudo exquisitez política, ética, filosófica, es, entre otras cosas, vano; la grey que en su extenso ministerio AMLO ha juntado, en su advocación de voto duro, tiene como único objetivo obtener más sufragios que los demás. Punto. Lo que haya alrededor del camino a las urnas es inútil remarcarlo, el voto de esa congregación está entregado.

Decir inútil implica que las críticas buscan convencer a quienes Andrés Manuel tiene bien metidos en la bóveda de incondicionales, de meditar su voto para salir del embeleso y notar que su ídolo tiene severas fallas estructurales, por lo que jurarlo como presidente de la República será ponernos en riesgo. Pero calificar inútiles los llamados de alama de unos y unas que con minuciosidad barnizada de coherente espulgan las andanzas y los decires de López Obrador, asimismo se relaciona con el proceso electoral entero, con todos sus actores y con lo que de él esperamos; si a los demás contendientes por la presidencia aplicamos semejante coherenciómetro, ninguno saldría bien librado, y si nos apuramos, dos o tres saldrían peor que El Peje, nomás que este último no pone reparos para soltar por su boca lo que se le antoja, o en acomodar sus decires según el auditorio al que atiende

La titularidad del Ejecutivo nacional que está en oferta no será conquistada merced a que alguno, o alguna, se destaque por sus méritos morales, filosóficos, políticos o por sus antecedentes en el servicio público; salvo en los grupúsculos previsibles en cierta academia, en cierta prensa, en ciertos sectores económicos, la constante que animará a votar en el sentido hoy previsible está especialmente uncido a la noción: qué más da, pago, con mi voto, por ver qué sucede cuando rija el que no ha dejado de perseverar; lo peor, es que para muchos, esto es lo coherente, considerando el estado general e histórico de la nación. Tal vez ya no haya remedio para quienes van a la zaga del absurdo más visible: no se pueden dar ciertos lujos, ninguno cuenta con su masa privada, a prueba de todo.

agustino20@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.