• Regístrate
Estás leyendo: El PRI ante el espejo
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 18:13 Hoy

Columna de Ángel Aguirre Rivero

El PRI ante el espejo

Ángel Aguirre Rivero

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

Milité durante más de 30 años en el Partido Revolucionario Institucional (PRI). En aquellos años dicho instituto formó a muchos políticos que después tomamos distintos caminos. Basta recordar al hoy presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo y Marcelo Ebrard, por mencionar algunos.

Hoy, el otrora partido mayoritario se debate entre la vida y la muerte (según opinión de algunos analistas), tras sucesivas derrotas en los estados y la Presidencia.

Lo real es que el PRI cuenta con una militancia leal en todo el país y ha demostrado una gran capacidad de recuperación.

Mucho dependerá de cómo se conduzca en los próximos años, que interprete los signos de los nuevos tiempos, conserve su esencia frente al estilo disímbolo de hoy y ejerza un necesario contrapeso ante excesos visibles. En esa ruta será fundamental la unidad que logre mantener.

De ahí la importancia de saber elegir muy bien a quien conduzca su destino. Varios son los nombres que se han mencionado para suceder a mi amiga y paisana Claudia Ruiz Massieu.

Para algunos, una opción fresca y ciudadana la constituye el doctor José Narro Robles, quien cuenta con el respaldo de Manlio Fabio Beltrones, Emilio Gamboa y el propio Enrique Peña Nieto.

He conversado con algunos amigos priistas y casi todos coinciden en que sería un craso error llevar al doctor Narro, no por falta de capacidad o méritos, sino porque sería reeditar la designación de alguien que no se formó en el PRI, y la militancia no lo sentiría como suyo, tal como sucedió con el candidato José Antonio Meade.

Se habla también de Alejandro Moreno Cárdenas, “Alito”; Ivonne Ortega y Ulises Ruiz, entre otros.

Pienso que René Juárez Cisneros, Ismael Hernández Deras y Alfonso Navarrete Prida cuentan con muy buenas prendas personales para representar dignamente al PRI en esta nueva etapa. Algunos representan el relevo generacional.

El PRI debe verse frente al espejo y trazar la ruta correcta. No sería bueno para México que la larga crisis de los partidos y de la propia democracia devenga retroceso, como ya ocurre en varios países.

Del anecdotario:

Aquella vez Manlio Fabio Beltrones aspiraba a ser el coordinador de la 60 Legislatura en el Senado, y me pidió que hablara con Francisco Labastida para persuadirlo que desistiera de su aspiración de ocupar el mismo cargo.

Hablé con Paco y agendamos una reunión en el restaurante San Ángel Inn, donde acordaron: Paco iría a la Comisión de Asuntos Energéticos y Manlio a la coordinación de nuestro grupo parlamentario.

A la salida Manlio me tomó del brazo: “estoy muy reconocido contigo, dime ¿qué comisión te gustaría presidir?

Le contesté: Comunicaciones y Transportes (que se encontraba en manos del PAN).

–No te preocupes, mi Ángel, la vamos a negociar.

Pasaron algunos días y no recibía ninguna noticia, hasta que dos senadores panistas, amigos míos, me invitaron a tomar un café.

José Julián Sacramento, de Tamaulipas, sin más preámbulos me soltó: A ver, compadre, Manlio no te está llevando en la negociación.

–¿Cómo?

–Que no te engañen –dijo luego Federico Döring, compañero diputado con quien hice una gran amistad.

Al siguiente día hablé con Manlio.

–¿Qué pasó mi coordinador, cómo va la negociación?

–Pues se está complicando, ¿porqué no piensas en otra comisión?

–No, Manlio, acordamos Comunicaciones y si no se puede, no voy a ninguna. Solo déjame decirte que “arrieros somos y en el camino andamos”.

–No me digas eso, jefe –me contestó.

–Al siguiente día fui nombrado presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes... La política es así. 


* Ex gobernador de Guerrero

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.