• Regístrate
Estás leyendo: Practicante atiende parto y el bebé quedó con secuelas irreversibles
Comparte esta noticia

Practicante atiende parto y el bebé quedó con secuelas irreversibles

Después de seis años de tratamientos, la madre del pequeño denunció que durante el parto no hubo ningún médico obstetra.
Publicidad
Publicidad

Una familia chilena recibirá una indemnización debido a que un pequeño, que ahora tiene seis años, quedó con secuelas neurológicas irreversibles al asfixiarse con el cordón umbilical al nacer, en 2012.

La razón para que la Corte Suprema de Chile obligue al hospital a pagar una indemnización es porque el parto, considerado de alto riesgo, fue atendido por una medico practicante.

Entonces la madre tenía 16 años y estableció que durante todo el proceso no hubo un médico obstetra.

Según el fallo, el 5 de julio de 2012, una estudiante en práctica fue quien realizó la maniobra para extraer al pequeño desde el vientre por orden de una partera. Su cuello venía enrollado en el cordón umbilical y la alumna lo habría tirado de forma abrupta.

La madre denunció que ni siquiera fue la estudiante quien concluyó el parto, sino la partera, quien tras retirar al bebé y ponerlo sobre el pecho de la madre, comprobó que este no lloraba y se encontraba en estado inconsciente.

Tras ser llevado a la sala de reanimación y neonatología, el niño sufrió convulsiones y un paro cardíaco. El pequeño estuvo hospitalizado 13 días en Santiago.

Actualmente el niño ha sufrido episodios de epilepsia y tiene un retraso psicomotor, entre otras secuelas neurológicas irreversibles, para toda su vida, derivadas de la mala atención en el momento del alumbramiento.

​LACP

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.