• Regístrate
Estás leyendo: Ley de propiedad industrial
Comparte esta noticia
Viernes , 22.03.2019 / 12:35 Hoy

Escuela Libre de Derecho de Puebla

Ley de propiedad industrial

Varios autores

Publicidad
Publicidad

La Ley de Propiedad Industrial, protege los intereses de los creadores de inventos, símbolos, nombres, imágenes, dibujos, marcas, denominaciones de origen e incluso secretos industriales para empresas o negocios que tengan un novedoso sistema de ventas, recetas secretas, metodologías, bases de datos y hasta listas de clientes o proveedores. No resulta difícil ni gravoso registrar ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) estas creaciones del intelecto de personas que buscan mejorar algún proceso, servicio o producto, pues si algo tenemos los mexicanos es creatividad. Tan solo en las redes sociales mediante los teléfonos celulares o tabletas electrónicas o computadoras un sin fin de lo que ahora parece ser un medio de comunicación los llamados "memes", entre otras más, demuestran que los mexicanos tenemos creatividad en todo y para todo lo que sucede en cualquier ámbito social, deportivo, político, cultural.

La ventaja de registrar esas invenciones, mediante patentes, marcas, emblemas, incluso frases o nombres resulta una inversión, ya que las demandas por daños y perjuicios suelen ser benéficas para quien tiene registro, porque abundan personas y organizaciones dedicadas a copiar, falsificar e imitar productos y servicios que han costado dinero, trabajo y horas de desvelo de sus creadores.

Extranjeros de diversos países africanos y asiáticos, y en particular chinos, buscan un nicho de riqueza copiando con mala calidad objetos, marcas, y todo aquello que la Secretaría de Economía en México busca proteger, a costa de un decremento en las ganancias de quienes tienen éxito en algún producto o servicio, incluyendo a grupos indígenas que elaboran productos únicos en el mundo. Sin embargo poco o nada pueden hacer quienes no tienen registro ante el (IMPI) en cualquier obra o producto de su intelecto; de su creatividad. El peligro del consumo de bienes de dudosa procedencia suele ser muy alto, y más costoso. La Ley de Propiedad Industrial establece con claridad los procedimientos administrativos para las solicitudes de registro, además de establecer las visitas de inspección a comerciantes que ofrezcan al público, bienes, productos o servicios protegidos así como las infracciones y sanciones administrativas. Pero lo más grave son los delitos que esta Ley Federal prevé y cuyas penas pueden llegar a 10 años de prisión a quien falsifique, venda, compre, distribuya, almacene o transporte falsificaciones de marcas protegidas por esta Ley.

Basta recordar los famosos clones de productos como bolsas para dama de marcas registradas, artículos para caballeros como cinturones, bolígrafos o carteras, ropa, tenis y calzado, pero algunos que ponen en riesgo a la población como medicamentos, productos cosméticos y una lista ilimitada de productos que no son originales, y que las personas adquieren con facilidad, y pueden poner en riesgo su salud, o su libertad.

RAFAEL CASCO

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.