• Regístrate
Estás leyendo: Flor Rubio y la calumnia por ser mujer
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 12:31 Hoy

Estado fallido

Flor Rubio y la calumnia por ser mujer

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Yo no soy amiga de Flor Rubio. Nos hemos encontrado a través de los años, por supuesto, y siempre ha sido de manera cordial y amable entre colegas. La manera en la que ella cubre la fuente es muy distinta a la mía, pero si algo me ha quedado claro a través de los años es que es una mujer que trabaja y trabaja mucho.

¿Por qué estoy tocando el tema de su demanda contra Juan José Origel y TvNotas en este espacio?, me dirán muchos. Por una razón muy sencilla. Estoy hasta la madre de que a las mujeres se les juzgue por lo que muchos asumen es su vida sexual respecto a su vida profesional. Sobre ese estúpido doble estándar que pocos y peor aún, pocas se cuestionan cuando se trata de entender por qué a alguien le ha ido bien en su carrera.

A los hombres nadie les pregunta “¿con quién te acostaste?” para tener algún puesto, ¿o sí? Y así haya sido porque asumen que no hay suficientes mujeres con poder como para aplicar esa presión o porque simplemente ellos tienen permitido hacer lo que sea para salir adelante, todo este asunto me sabe bastante amargo.

Así que bien por Flor Rubio y créanme, no suelo estar de acuerdo con muchas de sus conclusiones, pero si ella no levanta una demanda y hace el ruido que está haciendo al respecto cuando se le acusó de estar donde está por estar con diversos hombres, ¿quién podrá hacerlo en los contextos que nadie siquiera sabe que existen?

¿Quién va a poder proteger a su familia si nadie dice nada? (y conozco bien al marido de Flor de años, los he visto en familia y nadie merece esto). ¿Qué le puede explicar a sus hijos?

Las mujeres tenemos todo el derecho del mundo a una vida sexual libre de juicios, siempre y cuando sea con mayores de edad y consenso de todos los involucrados. Exactamente igual que los hombres. ¿Entonces, por qué la revista o el acusador o quien sea, apuntan a ella, la mujer, y no a los hombres que, asumen, cometieron un acto de corrupción y total falta de ética, si fuera cierto lo que dicen?

Piensan que por la educación de “calladitas, discretas y que se vaya el problema solo” no vamos a reaccionar. Pues se equivocan. Ya no estamos para eso.

Así que pase lo que pase en este juicio y todas las instancias que puedan faltar, creo que el mensaje queda muy claro: no podemos seguir diciendo lo que sea respecto a las mujeres y esperar que no pase nada. Si alguna mujer (no siendo este el caso) sale adelante, porque intimó con su jefe, entonces el jefe está todavía en una peor situación moral, porque él tiene el poder (lo mismo viceversa). Pero ante todo, Flor, las mujeres no podemos, como bien dices, en estos terribles tiempos seguir permitiendo la misoginia como entretenimiento. De ahí escala a ligas mayores. Les puede pasar a ustedes. A mí. A sus hijas. A cualquiera. Y mientras tanto, ¿cuántas felices leyendo la revista y escuchando argumentos retrógradas?

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.