• Regístrate
Estás leyendo: La cruz de Tlahuelilpan
Comparte esta noticia

Palabras y hechos

La cruz de Tlahuelilpan

Sarkis Mikel Jeitani

Publicidad
Publicidad

La cruz es el símbolo del dolor y la injusticia. Desde el mes de enero, Tlahuelilpan se pintó de dolor al cargar una cruz llena de discriminación, exclusión, fuera de su auténtica vocación al igual que su identidad hidalguense, que parece asistir a la desaparición, sobre todo en lo que respecta a los usos y costumbres, simulando con ello, a un hombre clavado en la cruz.

Esto no es de extrañarse, dado que el pueblo de Tlahuelilpan al igual que la mayoría de los hidalguenses, su cruz es símbolo de humillación por parte de sus propios gobernantes, quienes ignoran el poder del pueblo que al despertar y reflexionar, pueden cambiar humillación por exaltación; derrota por victoria; muerte por vida; pobreza, marginación y desigualdad por derecho y libertad.

La población de Tlahuelilpan se conoce por su resistencia y tolerancia; jamás se ha alejado de los principios de su identidad, transformando la derrota en victoria.

Obedecen a sus principios morales y éticos, marcando claramente su dignidad acompañada por el amor al prójimo.

Los tlahualipenses son signo de reconciliación y a la vez, saben vengarse.

Dramáticamente, aún siguen de luto, de manera tal que semeja la crucifixión de Jesús, donde el clavo ha atravesado el corazón de cada uno de los hidalguenses.

Sin duda alguna, su resurrección será el acto más importante cuando reaccionen ante la tragedia y las malas decisiones gubernamentales, contribuyendo así al cambio para alcanzar con ello la justicia y el derecho de igualdad.

www.colegiolibredehidalgo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.