• Regístrate
Estás leyendo: Robo de combustible
Comparte esta noticia
Sábado , 23.02.2019 / 09:00 Hoy

Columna de Sarkis Mikel Jeitani

Robo de combustible

Sarkis Mikel Jeitani

Publicidad
Publicidad

En México uno de los mejores negocios para la delincuencia organizada, es el robo de combustible en el cual PEMEX pierde cada hora alrededor de dos millones de pesos por esta actividad de los grupos criminales.

El año pasado la cifra ascendió a más de cinco mil tomas clandestinas según informó el mismo organismo; los hurtos de combustible se hacen en varias formas, una de las más relevantes es a través de los ductos del estado, actividad donde se requiere personal especializado y capacitado, con amplio conocimiento de los planos nacionales de los ductos y su operación, así como herramientas necesarias para utilizarlas en el momento del atraco, derivado de las carencias con respecto a las medidas de seguridad de tal manera que ponen en riesgo a la población que habita cerca de las tomas.

Actualmente la Comisión Nacional de Seguridad no tiene un reporte detallado sobre las medidas implementadas para prevenir el robo de combustible, ni posee los argumentos necesarios para garantizar una adecuada vigilancia en los ductos por donde pasa el combustible, lo peor de la situación es que los robos se dan principalmente en zonas cercanas a refinerías y almacenes de hidrocarburos sin preocupación alguna por parte de quienes cometen estas actividades y la repercusión que las mismas presentan en el medio ambiente en diversas zonas del país.

Por lo anterior y con el apoyo del Instituto Belisario Domínguez, Centro de Investigación del Senado, se ha señalado la importancia de poner freno a este delito federal que está causando una gran pérdida a la Nación.

Resultado de las investigaciones, el Senado aprobó en el año 2015 una ley que sanciona con una pena de 15 a 25 años de prisión a quienes sustraigan ilegalmente hidrocarburos petrolíferos o petroquímicos de ductos, sin embargo, a pesar de la ley que endurece las penas no se ha logrado frenar ese ilícito pues las tomas clandestinas aumentaron más del 33% y pese a que se dio este incremento, las investigaciones de parte de las autoridades cayeron aperturando un mínimo de carpetas de investigación porque falta voluntad política o se supone que la ley antiordeña no se ha consumado ya que la mayoría de las personas que realizan este ilícito son empleados sindicalizados protegidos por el líder máximo Carlos Romero Deschamps.

En el caso de Hidalgo, piden realizar consultas sociales por gasoductos e informar a la ciudadanía sobre el nuevo proyecto que presenta un alto riesgo para la población que vive cerca del posible gasoducto, el cual generará el mismo problema que el ducto de hidrocarburos.

El Estado tiene mucha experiencia, está entre los 10 primeros lugares consignados por el robo de combustible; en lo que va del año 2017, han sido asegurados más de 200 mil litros de combustibles en comparación con el 2016 donde en el mismo periodo fueron apenas 36 mil litros.

Las regiones y localidades que sufren las consecuencias por estar en alto riesgo son Tula-Tepeji, el Saucillo, Tizayuca, Zempoala, Mineral de la Reforma, Cuautepec y Tlanalapa; en este año se han detenido 170 vehículos y más de 780 contenedores de transportación de hidrocarburos y en más de 220 operativos apenas se han detenido 50 implicados directamente.

Lo visto, es que las autoridades no han tenido una mano dura para combatir ese ilícito por lo que se espera que al aprobar la liberación de la gasolina y adelantar su proceso programado en el 2018 no solo habrá un significativo aumento en el robo de combustible sino también mas corrupción en las aduanas y en los puertos de México.

colegiolibredehidalgo@gmail.com
www.colegiolibredehidalgo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.