• Regístrate
Estás leyendo: Frente Opositor Hidalguense Fallido
Comparte esta noticia
Sábado , 23.02.2019 / 09:26 Hoy

Columna de Sarkis Mikel Jeitani

Frente Opositor Hidalguense Fallido

Sarkis Mikel Jeitani

Publicidad
Publicidad

Cada determinado tiempo electoral los partidos opositores anuncian nuevos nombres de alianzas o frentes como la inevitabilidad de la conjunción de las oposiciones para salvar al país del PRI; sin otro proyecto político común que convenza a la ciudadanía para el cambio que pretenden o que generan los principios de esta dicha alianza o frente.

Como todos los años, los partidos opositores siempre se prestan a organizar eventos aliancistas, pero no han compartido lo que proponen en términos de proyectos o agendas de gobernar en común interés, sabiendo que los tres partidos, Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) cuya conducta irreprochable no coincide en nada en la agenda de gestión, y menos en un programa de gobierno, pero más allá de la retórica y ante su proliferación que se hacen diferencias de sus propias formas de hacer política quedan ante un frente fallido, enfrentando sus divisiones y fracasos de sus propios proyectos electorales.

Resulta difícil imaginar que el frente opositor tenga posibilidad de apuntalarse o lograr tener resultados positivos porque siempre han sido cuestionados por la ciudadanía; el problema no es ¿qué hacer? sino ¿cómo hacerlo?, más aún en la coyuntura en la que vive el país, donde la ciudadanía ha manifestado su descontento, hartazgo y desconfianza en todos los partidos políticos en especial las relaciones políticas. En tal sentido, se impone de entrada un criterio de viabilidad del éxito del frente opositor que supone un amplio consenso de los actores de la sociedad hidalguense; sin embargo, no crean que se lleva a cabo en este frente opositor en Hidalgo.

Tal vez hay un punto a favor de la propuesta política de este frente opositor que es integrar alguna demanda de varios sectores como los obreros, campesinos, maestros y algunos de los renegados comerciantes e industriales que han visto disminuir sus condiciones de vida y de su familia, quienes han observado la destrucción de la institucionalidad llamada democracia y de formas de organización y participación social al igual que la violencia de los derechos más elementales del ser humano, esto por un lado, mientras por el otro lado, los tres partidos encabezados por Asael Hernández Cerón, Manuel Hernández Badillo y Damián Sosa Castelán. De entrada no representan competencia y menos pueden convertirse en un actor del desarrollo para el Estado, sólo son un obstáculo de cualquier cambio en el Estado.

Lo único visto por los tres líderes, Asael Hernández, Manuel Hernández y Damián Sosa son sentimientos encontrados en materias ideológicas además del factor tiempo que constituyen los principales obstáculos a concluir el proyecto del frente opositor en Hidalgo; aunque los tres entren en la negociación será más complicado y engorroso porque la pregunta se queda ¿José Guadarrama deja actuar libremente a su presidente del partido Manuel Hernández? o ¿los intereses económicos personales de Asael Hernández lo dejan actuar con una conciencia libre? o ¿Damián dejará la decisión del grupo universitario a un lado, para servir a la sociedad? si bien es cierto los tres dirigentes tienen el compromiso con el frente lograr sacar el frente adelante, pero está claro que a la hora de repartir los cargos, entre los tres, prevalecerán más el criterio de sus propios intereses y acuerdos ocultos con los gobiernos y otras instituciones Nacionales o estatales.

Vale recordar que el frente opositor nace en Hidalgo por Orden Nacional de los tres partidos y no como respuesta colectiva frente a una demanda social en el Estado. Está integrada por diferentes intereses, alejada de la demanda social como el caso del PAN que se integra al frente por orden de Ricardo Anaya, el PRD se integra para servir acuerdos y amarres con el gobierno del Estado por medio de su líder espiritual José Guadarrama Márquez; no para reforzar la alianza Nacional, mientras que Damián Sosa se integra para presionar al gobierno del Estado por el conflicto que existe entre la Universidad y servir no al partido MC sino al grupo universitario que encabeza su hermano Gerardo Sosa Castelán.

Ante esta situación y de profunda aguda crisis que vive el frente opositor en Hidalgo, no se augura ningún éxito, los sectores sociales y políticos no ven ningún proyecto del frente opositor y le califican como un frente de demagogia que pretende instaurar un nuevo gobierno de transición y subsanar la diferencia que ha obstaculizado la participación ciudadana.

Para que el frente opositor tenga éxito, debe hacer a un lado a estos tres títeres que no representan en nada a la sociedad civil ni son capases de integrar programas de transparencia o modelos de desarrollo político alternativo que puedan llamar la atención a la ciudadanía al luchar por un cambio necesario en la política social.

colegiolibredehidalgo@gmail.com
www.colegiolibredehidalgo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.