• Regístrate
Estás leyendo: 2017-09-11
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 22:16 Hoy

Palabras y hechos

2017-09-11

Sarkis Mikel Jeitani

Publicidad
Publicidad

La inconformidad ciudadana ante el fracaso de los gobernantes, rodeados de vicios, corrupción, incremento de la pobreza, crisis económica, desempleo, salud, educación, inseguridad y violencia nos deja interrogantes del por qué al día de hoy no hay solución a estos acontecimientos políticos y el por qué la gente desea un cambio en el sistema político sin asumir su responsabilidad y obligaciones como ciudadano.

El día de hoy, esta situación afecta profundamente a toda la población, ya que pocas cosas cambian, únicamente se reflejan en discursos vacíos en época de elecciones. El cambio que vemos, pese a las pretensiones de los políticos está en sentido contrario de un efecto marginal en la vida cotidiana.

En este punto, no obstante que los políticos, partidos y gobernantes fallidos se consideran la única causa que genera todo el mal del sistema político e incluso, en el caso de los ciudadanos son actores directos que influyen en las distintas formas de gobernar y la falta de exigencia de resultados por parte de los tres poderes: ejecutivo, legislativo y jurídico. Lo visto, es que en la realidad no hay lugar para las decisiones políticas que permitan cualquier cambio deseado para combatir la inevitable situación.

Con el paso del tiempo, estos gobernantes hundidos en los vicios, alejados de los ideales de gobernar para la población, atendiendo las causas sociales; además no cabe duda en que la ciudadanía es el pilar principal para cualquier desarrollo, juega un papel importante como observador y es cierto que han tratado de intervenir directamente en la vida política pero por lo general han terminado alejándose.

Si estas intervenciones hicieron o no algo bien, los resultados no tienen un buen indicador; lo único que han conseguido es ser un producto fácil de compraventa en esta época de intensos conflictos políticos y han atizado los enfrentamientos entre todos los actores.

En este sentido, a la hora de estimar importancia en su participación a través del valor de su voto, no todos lo ejercen, por lo que se ve favorecido el abstencionismo por arriba de un 60 por ciento. Para fortalecer este desinterés, es conveniente conocer la importancia que tiene su voto para dar resultados y hacer un cambio al emitir su voto.

Por esta razón, el ciudadano necesita tener un buen conocimiento de los problemas sociales y políticos que acontecen, no solo tratar de recopilar la información disponible en la propaganda político electoral, por el contrario, deben tener un amplio abanico de información veraz y a menudo confiable del cómo pueden iluminar y clarificar la forma de elegir y pensar cuál es el perfil idóneo de los representantes, sin dejarse engañar por los líderes de los partidos políticos, derivado de su falso discurso e imagen.

Aquí hay que señalar que no hay cambios si la ciudadanía no tiene la percepción clara y la información adecuada para conocer la realidad y la verdad aplicable a todas sus necesidades y derechos, así como sus obligaciones ante la sociedad, entre algunos otros elementos perennes donde se encuentran algunas funciones fundamentales sobre la política y el poder político que necesita la ciudadanía para lograr un cambio.

Los cambios abren posibilidades de generar un nuevo camino para combatir todos los vicios en que gobiernan los políticos, intentando encontrar un equilibrio entre las cuestiones perennes de los políticos y las necesidades de la sociedad, aunque encontrar este equilibrio tiene sus dificultades por ser barrido por los problemas que tiene el país, este es el punto que no permite un cambio verdadero que despliegue las distintas posturas que se necesitan.

Así pues, el cambio tiene un aspecto que depende de la participación ciudadana al tener un número opciones disponibles, capacidad de elegir lo mejor por el bien común.

colegiolibredehidalgo@gmail.com
www.colegiolibredehidalgo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.