• Regístrate
Estás leyendo: Alfaro y los pies de barro
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 10:10 Hoy

Fuente Ovejuna

Alfaro y los pies de barro

Salvador Cosío Gaona

Publicidad
Publicidad

La mala noticia para el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, no es que una encuesta dada a conocer el pasado fin de semana revelara que 56 por ciento de los jaliscienses de la zona metropolitana reprueban su desempeño y que el 58 por ciento no votaría por él si hubiese nuevas elecciones. La peor noticia es que dicho sondeo fue realizado en fechas previas a que trascendiera el escándalo respecto al programa “A Toda Máquina”, que suma al menos tres denuncias por presuntos conflictos de intereses y corrupción en la adjudicación de un contrato por casi 3 mil 700 millones de pesos, y que seguramente modificará en forma negativa la percepción de los ciudadanos.

“No vamos a gobernar para aplausos fáciles”, habría dicho Alfaro Ramírez a mediados de febrero pasado, soslayando el resultado de otra encuesta, esta nacional, realizada por Arias Consultores para evaluar el desempeño gubernamental de los 32 gobernadores, misma que diera a conocer que sólo el 32.5% de los jaliscienses aprobaban la gestión de su gobernador, convirtiéndose así en el mandatario estatal número 16 en la lista.

El fin de semana pasado, una encuesta realizada por la empresa Polymetrix para El Semanario del Arzobispado de Guadalajara, permitió conocer que 56 por ciento de los jaliscienses del Área Metropolitana de Guadalajara (AMG), reprueba el trabajo de su gobernador y el 58 por ciento no votaría por él si hubiese nuevas elecciones.

Por si fuera poco, el 93 por ciento de los entrevistados siente que la seguridad está igual o peor que en la anterior administración, el 75 por ciento piensa que el combate a la corrupción está igual o peor que antes y el 79 por ciento cree que la obra pública está igual o peor que antes.

Es decir que, más de la mitad de los jaliscienses entrevistados coincide en reprobar lo realizado por el mandatario de nuestra entidad, simple y sencillamente porque no hay quien crea ya sus cuentas alegres.

Si el Coordinador del Gabinete de Seguridad, Macedonio Tamez Guajardo, el Fiscal General, Gerardo Octavio Solís Gómez y el propio gobernador quieren engañar a alguien tendrán que buscar más allá del AMG porque la violencia y criminalidad continúan imparables; nos lo dice el promedio de casi 20 muertos que tenemos todos los días en las principales ciudades; entre embolsados, desmembrados, encontrados en fosas o baleados en plena calle, no se ve la seguridad por ningún lado. Es totalmente falso que hayan disminuido los delitos, es una aberración que hablen de que está mejorando la seguridad.

Argumentar que la ola de ejecuciones que se registran a diario en la metrópoli son ajustes de grupos antagónicos y “se están matando entre ellos”, nos habla de que Enrique Alfaro está soslayando un problema grave, un problema que no es menor, pero que se está viendo como si lo fuera.

Culpar a los medios de “promotores del miedo” y de “querer asustar a la ciudad”, por el simple de hecho de hacer su trabajo y publicar la realidad de lo que vivimos, lo hace lucir como un personaje soberbio, intolerante, que no acepta la crítica, y que es incapaz de reconocer errores.

Responsabilizar a administraciones pasadas tampoco lo deja bien parado, cuando entonces, muestra, o que le faltó hacer un diagnóstico acertado en su tiempo como candidato o que carecía de una estrategia para afrontar su responsabilidad como gobernante y que hasta la fecha no ha sido capaz de diseñar o acertar en sus planes y proyectos.

A propósito, sería interesante saber qué piensa de esa acusación un personaje como el fiscal Gerardo Octavio Solís Gómez, quien ha sido protagonista justamente en administraciones pasadas en las que se desempeñó nada menos que como procurador, secretario general de gobierno, gobernador interino y delegado de la PGR.

Y sí, Alfaro debe preocuparse por estos números que arrojan las encuestas, pues si sigue pensando en la revocación de mandato, tendrá que hacer algo más que maquillar cifras para cambiar la percepción de la gente y vuelva a votar por él. Más nerviosos aún deben estar en Movimiento Ciudadano, porque recordemos, fue Alfaro quien jaló los votos para ese partido político, y si su personaje estrella no domina los apoyos, si pareciere ídolo con pies de barro que se desmorona, deberían estar muy preocupados, más aún por el empuje que gracias al carisma de su líder ha tenido y crece Morena, y acorde a que también otros partidos tradicionales y algunos por nacer le quitarán votos.

opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.