• Regístrate
Estás leyendo: De consultas a “consultas”
Comparte esta noticia

El Escritorio

De consultas a “consultas”

Miguel Mery Ayup

Publicidad
Publicidad

La participación ciudadana es el camino a mejores decisiones públicas y a fomentar corresponsabilidad en los asuntos que a todos nos afectan o benefician, lo he sostenido y vivido como servidor público, candidato y ciudadano. 


Por eso soy partidario de la consulta popular como mecanismo de democracia directa que está prevista en nuestra constitución para votar sobre temas de trascendencia nacional. Los diputados, senadores, el Presidente de la República e incluso un grupo de ciudadanos puede promover una consulta para resolver dilemas que por visiones políticas, ideológicas y culturales dificulten un consenso. Con el apoyo del 2 % del listado nominal, se puede impulsar una consulta popular. 


La democracia participativa implica para la autoridad poner en juego sus posiciones, pero también su capacidad de diálogo, por ello una encuesta apresurada no puede sustituir ni solventar decisiones de relevancia para el país. Se debe escuchar la opinión y sentir de todos, pero también se debe asumir la responsabilidad sobre las determinaciones de gobierno para generar bienestar público. 

 
Lo más trascendente de la mal llamada “consulta” por el Aeropuerto está en el tipo de democracia que estamos construyendo: la de la participación y responsabilidad o una eterna campaña política que resuelva con encuestas lo que se debe hacer con diálogo y liderazgo. 


La construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México fue una decisión del gobierno vigente que se asumió con toda responsabilidad, más allá de popularidad y costos políticos con una visión de competitividad para México. 

 
Hoy un anuncio del presidente electo afecta las acciones de Banorte que perdieron 6 % de su valor, aún no comienza su mandato constitucional y sus decisiones amparadas en encuestas sin sustento técnico ni jurídico ya afectan el entorno económico nacional, aumentando el riesgo país y las decisiones de los inversionistas, y a ellos y a sus empleados no los consultó.



miguelmerya@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.