• Regístrate
Estás leyendo: ¿A cuántos Carriers podrá convencer Trump?
Comparte esta noticia
Martes , 26.03.2019 / 15:37 Hoy

Apuntes financieros

¿A cuántos Carriers podrá convencer Trump?

Julio Serrano Espinosa

Publicidad
Publicidad

Con muchas fanfarrias, el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que persuadió al fabricante de equipos para aire acondicionado Carrier de cancelar la migración de más de mil empleos a México. Veremos cuánto le dura el gusto.

Que no nos quepa duda: la decisión de United Technologies (UT), dueño de Carrier, de no cerrar la fábrica y mantener los trabajos en el estado de Indiana responde a sus propios intereses corporativos del momento y no representa un aumento de competitividad de EU en relación con México para ese tipo de empleos manufactureros.

Tan es así que el propio director general de UT admitió las virtudes de nuestro país en una entrevista reciente. En ella elogió a los trabajadores mexicanos, calificándolos de "talentosos" y "muy dedicados". Dijo que el nivel de rotación y de abstencionismo en sus plantas mexicanas era bajísimo. Afirmó también que los salarios son significativamente inferiores a los de sus contrapartes estadunidenses: 80 por ciento menores, en promedio.

De haber cerrado la planta de Carrier de Indiana y mandado todas sus operaciones a México, UT se habría ahorrado 65 millones de dólares. La pregunta obligada es, ¿por qué no lo hizo? Evidentemente fue por razones políticas y no económicas.

Es cierto que Indiana ofreció incentivos por 7 millones de dólares para mantener los trabajos. Pero aun con el apoyo público, no hace sentido para Carrier renunciar a los ahorros que se habrían generado por mover la planta a México. UT, por supuesto, no es un hermano de la caridad. Es un gigante con 50 mil millones de dólares de ventas al año, 10 por ciento de las cuales son al gobierno estadunidense. Su razonamiento seguramente fue: ¿para qué hacer enojar a su principal cliente por ahorrarse unos cuántos millones de dólares? Mejor quedar bien con Trump.

Pero por más que quiera Trump forzar a empresas como Carrier a mantener trabajos en EU, al final no podrá luchar contra las fuerzas del mercado. Dos indicios inmediatos: (1) pese a acceder a mantener la planta con mil 100 empleos en Indiana, UT movió de manera sigilosa mil empleos a México; (2) Carrier ya subió los precios de sus aires acondicionados para compensar los mayores costos de quedarse en EU.

Intimidar a empresas a quedarse en EU aun cuando les convenga producir en nuestro país no será fácil. Las ventajas de nuestra mano de obra son demasiado grandes. Trump podrá ganar unas cuantas batallas. Pero el daño que le generaría a la economía de EU sería brutal si decide distorsionar el mercado e impedir que las empresas busquen lo que más les conviene.

juliose28@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.