• Regístrate
Estás leyendo: Libertad, grave caída
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 04:02 Hoy

Ejercicio del Poder

Libertad, grave caída

Gerardo Viloria

Publicidad
Publicidad

El programador informático y activista que reveló en 2010, cuatrocientos mil reportes sobre la guerra de Irak, 90,000 sobre la guerra en Afganistán, 800 desde la prisión de Guantánamo y más de 250.000 cables diplomáticos redactados en varias partes del mundo, JULIAN ASSANGE, fue llevado a prisión. 

Primero se publicaron los “Diarios de Afganistán”, después los “Registros de Guerra de Irak” y en noviembre de ese año el denominado “Cablegate”, con más de 250.000 comunicaciones hacia Washington desde embajadas estadounidenses en más de 90 países, entre ellos varios latinoamericanos. 

En los documentos del “Cablegate” se podían leer los informes que embajadores y agentes diplomáticos enviaban a Washington sobre aspectos de la política interna de los países donde se encontraban cumpliendo funciones diplomáticas. 

Quedaron en evidencia muchos nombres de informantes y colaboradores locales que tenía Washington en diferentes partes del mundo, incluyendo Latinoamérica. 

Fue considerada la mayor filtración de la historia hasta ese entonces y provocó que Estados Unidos pidiera la extradición del hacker, quien fue arrestado en la madrugada de este jueves en Londres. La justicia estadounidense lo acusa del delito de “conspiración para intrusión informática”. 

Scotland Yard confirmó que fue el gobierno norteamericano quien la expulsión. La detención se hizo por decisión del gobierno ecuatoriano de LENÍN MORENO, perdiendo la calidad de asilado que le habían brindado bajo el mandato de RAFAEL CORREA. 

Por ello, la libertad de expresión, la libertad de prensa, el derecho a la información, tuvo una grave caída. No solo se sentó un oscuro precedente para quienes solicitan asilo político, también para quienes opinan, escriben y publican verdades incómodas sobre el poder. 

La verdadera democracia necesita esas verdades incómodas, necesita ciudadanos informados precisamente sobre procedimientos que a sus gobiernos les gustaría mantener ocultos bajo un manto de silencio. 

Para la experta en política exterior y profesora de la Universidad de Nueva York, HANNAH GURMAN, las filtraciones hechas hace nueve años instauraron el “inicio de una nueva era”. 

WikiLeaks sigue filtrando documentos, incluso, en 2016 reveló una serie de correos electrónicos de la entonces candidata a la presidencia HILLARY CLINTON. 

Para diversos analistas, JULIAN ASSANGE nunca ha traicionado secretos. Los ha publicitado. Igual que otros medios cuando hacen bien su trabajo”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.