• Regístrate
Estás leyendo: Los ‘jubilados jubilosos’ y los empobrecidos trabajadores
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 15:19 Hoy

Columna de Gabriel Torres Espinoza

Los ‘jubilados jubilosos’ y los empobrecidos trabajadores

Gabriel Torres Espinoza

Publicidad
Publicidad

El déficit actuarial del Ipejal asciende a 260 mil millones de pesos. El actual déficit actuarial del Ipejal es 2.2 veces mayor que el Presupuesto de Egresos del Estado de Jalisco 2019. De forma que, para el año 2027, podría desaparecer el Ipejal, y con él las aportaciones, pensiones y derechos de los afiliados a este sistema de seguridad social previsto para los trabajadores al servicio del Estado de Jalisco. Este instituto, mejor conocido por el dispendio y el derroche -Ipejal- tiene dos caras: una para los influyentes funcionarios, a los que facilita todas las canonjías y prebendas. Funcionarios que se pensionan con remuneraciones que exceden a la del presidente de la República o del Gobernador. Casi 100 casos de influyentes de todos los colores y expresiones políticas del estado, que se jubilaron con sueldo de regidor, diputado, magistrado o secretario del gabinete estatal, por haber cotizado con esas percepciones (ojo) el último, o los tres últimos años. Los ‘jubilados jubilosos’ del Ipejal son el testimonio irrefutable del eficiente [ese sí] ‘Sistema de Corrupción e Impunidad de Jalisco’, que permite -selectivamente- jubilaciones con montos que sobrepasan el sueldo del gobernador y del mismo presidente de la República. Incluso, los casos de jubilados, que además continuaron recibiendo dinero público por otros cargos o comisiones, a la par de su jubilación.

Pero ese Instituto del dispendio presenta otra cara para los trabajadores que cotizan en Ipejal, y que aspiran a un préstamo. Parte del quiebre financiero de Ipejal, tiene que ver en buena medida con ello, puesto que el Ipejal cobra tasas de interés a los trabajadores que son igual o más altas que las que cobra la banca comercial, lo que ha desincentivado la solicitud de préstamos por parte de los trabajadores. Una fuente de ingresos importante que pierde Ipejal. De forma que para los trabajadores que se separan del organismo, Ipejal confisca sus ahorros para pagar sus adeudos, sin devolverles los intereses no devengados que se cobraron por adelantado; y a los trabajadores que deciden salirse por completo de cotizar en Ipejal, desistiéndose de su antigüedad y derechos laborales, sólo se les regresa las aportaciones hechas por el trabajador y no las hechas por el patrón, o alguna parte de éstas últimas.

A los trabajadores empobrecidos les cobran intereses leoninos y les niegan -incluso- el acceso al crédito, porque los ayuntamientos donde trabajan o las instituciones públicas que les descuentan puntualmente la cuota para su jubilación, NO la enteran al Ipejal, lo que les limita un derecho de acceso al crédito. ¿Cómo sanciona Ipejal a los morosos que descuentan a los trabajadores para su pensión y no la entregan a Pensiones del Estado? No, no se sanciona. Resultado inobjetable del eficiente ‘Sistema de Corrupción e Impunidad de Jalisco’...

gabtorre@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.