• Regístrate
Estás leyendo: Clichés, memes y pereza
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 05:04 Hoy

Intimidades colectivas

Clichés, memes y pereza

Edgar Salinas Uribe

Publicidad
Publicidad

Los clichés son al siglo veinte lo que los memes al veintiuno. Una frase corta, una sentencia en apariencia incontrovertible y con un asomo de verosimilitud suficiente para asumirla como verdadera en toda su formulación.

Clichés y memes están allí para zanjar cuestiones que bien podrían llamar a la reflexión o al debate argumentado, pero que funcionan mejor que ambos porque su ventaja es precisamente que evita la reflexión y ulteriores debates.

En ese sentido, son una expresión compartida de pereza intelectual. Y con esto último no quiero decir de incapacidad para suscitar el ejercicio cerebral y la razón, sino simplemente optar por pasar de largo ante esa posibilidad y quedarse, entonces, con el cliché si es en frase externada verbalmente y con el meme si ha de compartirse a través de una red social.

Los atajos suelen funcionar no porque tengan la cualidad de hacer que las cosas se desarrollen conforme a sus posibilidades válidas sino porque de manera rápida y menos difícil permiten alcanzar el resultado final “haiga sido como haiga sido”.

Al final, el meme y el cliché son una suerte de atajo cerebral para no transitar el penoso recorrido neuronal en aras de una conclusión. Esta actitud es pariente cercana de la inercia y enemiga acérrima de la creatividad, la innovación y el cambio.

Seguramente parecerá un exceso, pero no sería extraño corroborar que en el campo político el meme y el cliché sean socios del conservadurismo y el autoritarismo propio de quien clausura para sí la apertura a lo diferente. Si se revisan los discursos políticos que históricamente han emitido ideologías opresivas y autoritarias, encontraremos que se hilvanan a base de clichés.

Todo cambio implica ponerse de pie y andar. Aventurarse a imaginar lo distinto y en ocasiones a inventarlo. Suena atractiva y seductora la idea del cambio. Pero, paradójicamente, suele ganar más adhesión el cliché, el meme y, en definitiva, la inercia de que “más vale malo conocido que bueno por conocer”.


twitter.com/letrasalaire

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.