• Regístrate
Estás leyendo: AMLO pide paciencia
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 04:30 Hoy

Duda razonable

AMLO pide paciencia

Carlos Puig

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

La realidad es canija.

En su mensaje de 100 días al frente del gobierno, después de meses de mucha prisa, presentación tras presentación de nuevos programas y nuevas formas de hacer muchas cosas, y en medio de un mensaje con muchas cuentas alegres, Andrés Manuel López Obrador ayer pidió paciencia.

La primera vez en estos meses hasta donde yo recuerdo.

Es lógico, una cosa es desarmar y la otra armar.

Pidió paciencia en lo económico.

“La economía afortunadamente está en marcha; aún crece poco, pero no hay ni asomo de recesión, como quisieran nuestros adversarios conservadores o como pronostican con mala fe sus analistas. Se van a quedar con las ganas… Estamos conscientes del escepticismo natural sobre nuestro objetivo de lograr un crecimiento anual promedio del 4 por ciento durante el sexenio, el doble de lo que se alcanzó en los 36 años del periodo neoliberal. Acepto el reto porque hay confianza entre inversionistas nacionales y extranjeros”.

Pidió paciencia en la recuperación del poder adquisitivo:

“Quiero decir que la nueva política laboral, de recuperación de la pérdida del poder de compra de los asalariados, no puede rendir frutos espectaculares de la noche a la mañana; tiene que aplicarse en forma lenta, pero sostenida, debe ser un proceso ascendente, pero gradual, que no dañe a las empresas, que no provoque inflación y que no afecte la economía nacional”.

Y pidió paciencia en la seguridad: “En los hechos la población del país se encuentra en estado de indefensión; esto explica en parte -no es justificación- por qué solo se ha logrado contener la incidencia delictiva, pero no reducirla significativamente como lo deseamos”.

Pintó un panorama realista pero poco esperanzador respecto al sector salud, donde más allá de la corrupción en la compra de medicinas, las condiciones estructurales, de infraestructura, la multitud de sistemas, entre otras cosas han hecho que “el servicio que hoy se ofrece en centros de salud y hospitales es de pésima calidad; y estoy consciente que es uno de los problemas más importantes que tenemos y que vamos a resolver más temprano que tarde”.

Pues sí, la realidad es canija.

Creo que habrá paciencia, pero creo que ayer nos hizo saber que él sabe que algún día se acabará.

@puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.