• Regístrate
Estás leyendo: Algo sigue muy mal en las mañaneras
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 04:30 Hoy

Duda razonable

Algo sigue muy mal en las mañaneras

Carlos Puig

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

Mala mañana la del presidente Andrés Manuel López Obrador ayer.

Nadie le preguntó por su dieta, o su uso de cámara hiperbárica para verse tan bien como se ve.

No, los asuntos fueron otros.

Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda, había estado en Londres hablando con inversionistas. En ese viaje también habló con el Financial Times, uno de los periódicos más importantes en el mundo de los negocios e inversionistas globales.

Herrera fue claro. Lo pobre del crecimiento esperado para este año y la necesidad de una inyección de recursos a Pemex para incrementar su producción pondría en suspenso el inicio de la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco. Herrera le dijo al FT que el dinero presupuestado este año para la refinería, sería para darle la vuelta a 15 años de descenso en la productividad de Pemex.

La nota se publicó en el FT a las 11:14 de la mañana hora de Londres, en México dormíamos. Y otros se durmieron, porque unas horas después, por ahí de las ocho y media de la mañana hora de México, cuando alguien le preguntó a López Obrador sobre lo dicho por Herrera, pues el Presidente no estaba enterado y pues él es el Presidente y pues Dos Bocas es Tabasco, y pues que sí, habrá refinería cómo no. Más tarde la Secretaría de Energía también diría que Herrera estaba mal.

Uno solo puede imaginar lo que pensó Herrera y los inversionistas que habían hablado con él.

Ahí no terminó la mañana.

El Presidente dijo que quiere hablar con el presidente de la Suprema Corte de Justicia porque, según López Obrador, los jueces dejan salir a los delincuentes unos días después de que son arrestados y lo que quiere es que se sepa quiénes son estos jueces para que se hagan responsables de sus actos… Sí así.

Uno también se puede imaginar cómo va a estar la conversación del Presidente con Arturo Zaldívar.

Y luego habló el Presidente de los migrantes desaparecidos en Tamaulipas, se hizo un poco de bolas, dijo que no se tenían indicios de si estaban desaparecidos, pero que al rato Alfonso Durazo les diría. Y Durazo dijo: pues sí, sí son desaparecidos.

El Presidente también habló de las mañaneras, le parece que van bien.

No sé, con todo respeto, como dice él, no sé si la de ayer….

@puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.