Daño por libros con errores es irreparable: Chuayffet

El secretario de Educación Pública dijo que a partir del próximo ciclo escolar se sustituirán gradualmente los libros de texto gratuito que tienen errores.
Emilio Chuayffet asistió a la entrega de premios en Investigación y Trayectoria 2013, en el Salón Hispanoamericano de la Secretaría de Educación Pública.
Emilio Chuayffet, secretario de Educación Pública. (Notimex)

Ciudad de México

El secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, anunció que a partir del próximo ciclo escolar 2014-2015 iniciará un proceso de sustitución gradual de libros de texto gratuito que concluirá en 2018, debido a que los actuales materiales “hacen un daño irreparable a los educandos” y se encuentran en ellos “un sinnúmero de errores”, por lo cual deben ser sustituidos.

“Algunos libros de texto están bien hechos, no cabe la menor duda, otros por el contrario, lo decimos con firmeza, no admiten reformas parciales ni pueden ser objeto de un mero trabajo de corrección, hacen un daño irreparable a los educandos, carecen de bases científicas y pedagógicas.

“Hemos entendido que por necesidad esos libros se redacten de nuevo, hablo especialmente de los libros de español”, señaló Jaime Labastida Ochoa, director de la Academia Mexicana de la Lengua, que asesora a la dependencia en la elaboración de la “Nueva generación de materiales educativos”.

En conferencia de prensa, la subsecretaria de Educación Básica, Alba Martínez Olivé, detalló que para el ciclo escolar 2014-2015, los tres grados de preescolar tendrán nuevos materiales para el salón de clases, los alumnos y docentes.

Para la Primaria, serán sustituidos los libros de primero y segundo de español; de primero y segundo de Educación Artística dirigidos a los profesores; los libros de historia de cuarto a sexto, los libros de formación Cívica y Ética dirigidos a sexto y quinto; así como los libros de lecturas para los seis grados y los materiales para Educación Física dirigidos a maestros.

El titular de la SEP consideró que el daño es irreparable porque, “la mala información daña; lo que no es correcto y se aprende incorrectamente perjudica”, sostuvo; sin embargo, dijo que los responsables de elaborar toda una generación de libros con errores no serán sancionados con cárcel.

“Las sanciones serán las que establezca la ley, yo en este momento no recuerdo que haya cárcel, pero sí hay sanciones económicas elevadas para quienes incurren en este tipo de responsabilidades”, apuntó.