Propone Aureoles agenda común frente a "desgracias"

El presidente de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, convocó a la construcción de una agenda común y con el más amplio consenso posible para hacer los cambios que se requieren en el país.
El diputado Silvano Aureoles.
El diputado Silvano Aureoles. Presidente de la Cámara de Diputados. (Héctor Téllez)

Ciudad de México

El presidente de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, convocó a todas las fuerzas políticas, actores sociales, instituciones educativas y organizaciones civiles a construir una agenda común y con el más amplio consenso posible "para hacer los cambios que se requieren y afrontar las desgracias que acontecen en el país".

Sostuvo que asuntos como la seguridad, el combate a la pobreza, el acceso a la justicia y el castigo a quien comete actos de corrupción han sido atendidos de manera incorrecta o poco eficaz.

El legislador perredista advirtió, en ese contexto, que en México existen grandes pendientes que deben resolverse de manera urgente, como el establecimiento de reglas para castigar la corrupción, generar mejores expectativas de crecimiento económico y fomentar el acceso a la justicia.

Afirmó que la actual legislatura de la Cámara de Diputados ha mantenido una constancia de trabajo y búsqueda de consensos entre todas las fuerzas políticas, no solo para aprobar las reformas propuestas por el Ejecutivo, sino para procesar un sinnúmero de temas impulsados por los propios legisladores y los grupos parlamentarios.

"Hemos dado los instrumentos necesarios al Poder Ejecutivo para generar desarrollo y competitividad tanto a nivel nacional, como internacional", puntualizó el michoacano.

En un comunicado, Aureoles indicó, sin embargo, que México presenta actualmente claroscuros que lastiman e indignan a gran parte de la sociedad, como la exoneración de políticos señalados en su momento por actos de enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias.

"Mientras, por otro lado, se determina avalar un raquítico aumento al salario mínimo, que en los hechos representa nada ante la inminente alza de precios de los productos básicos y la volatilidad económica mundial que afecta severamente al país", acusó.

El diputado presidente llamó por ello a las fuerzas políticas a revisar profundamente y con seriedad lo que está pasando en el país, hacer un alto en el camino y cambiar el paradigma que ha quedado rebasado por muchas circunstancias.

Subrayó que hoy vivimos situaciones muy complejas, que nos llaman a ser responsables, a construir antes que destruir y a sumar antes que restar.

Insistió en que es momento de poner nuevamente en el centro de la preocupación a los ciudadanos y el acceso a sus derechos elementales, de manera que puedan ser sujetos activos en la toma de decisiones.

"Urge retomar nuestro punto de partida: El ciudadano. Volver a hacerlo el fin de todos los propósitos y las preocupaciones y no el medio para satisfacer fines políticos o electores del ejercicio del poder: que el ciudadano sea el centro de nuestra preocupación y posteriormente replantear los mecanismos de entendimiento entre la sociedad", puntualizó.