Truena SCT con ejidatarios

Denuncian campesinos y abogados amenazas de funcionarios de la SCT, quienes los presionaron para que aceptaran ofrecimiento, ya que de lo contrario serían “levantados”.
Mientras la reunión se realizaba en Palacio de Gobierno, afuera los ejidatarios y sus familias se manifestaban.
Mientras la reunión se realizaba en Palacio de Gobierno, afuera los ejidatarios y sus familias se manifestaban. (Fernando Carranza)

Guadalajara

La reunión entre ejidatarios, representantes del Gobierno del Estado y del federal en la que se buscaría llegar a un acuerdo para liquidar las tierras a los ejidatarios que les fueron expropiadas para la construcción del Aeropuerto Internacional de Guadalajara y levantar el plantón que mantienen en la terminal aérea, fracasó.

Grítos, amenazas, amagos de los ejidatarios con tomar otras acciones para defender su patrimonio y de la autoridad estatal de proceder penalmente contra los campesinos fue el resultado de la reunión que duró alrededor de cinco horas.

A los campesinos les ofrecieron 30 millones de pesos para liquidar las 306 hectáreas que les fueron expropiadas y hasta terrenos ubicados en el ejido El Verde que no son propiedad de la SCT para terminar con el conflicto, pero no los aceptaron.

Nicolás Vega, presidente del Ejido El Zapote, consideró una burla el ofrecimiento de parte de los enviados de la SCT y criticó la falta de voluntad para llegar a un convenio.

“Nos querían dar terrenos los cuales ya están ocupados de parte del aeropuerto en el Ejido el Verde, siempre tratando de engañarnos, nos ofrecieron 30 millones de pesos por nuestro patrimonio”, comentó.

El representante de los ejidatarios informó que no levantarán el plantón que mantienen en la terminal aérea y que inclusive podrían radicalizar su postura.

 “Vamos a mantener ahí en plantón frente a las salas internacionales y vamos a dejar que el estacionamiento siga siendo libre mientras no haya un convenio”, agregó.

Nicolás Vega y sus abogados también denunciaron amenazas de parte Fausto Muciño Durán, director general de Innovación Sectorial de la SCT.

“Hemos recibido un sinfín de amenazas de parte de la SCT, de levantones, pero que la sociedad sepa que si le pasa algo a alguien de nosotros, nuestras familias o los abogados lo hacemos responsables directamente al director Fausto Muciño, que fue quien lanzó más amenazas, de levantones y desaparecernos”, afirmó.

“Para empezar luego, luego nos dijo que había demandas contra todos los representantes y los líderes, que había demandas en la PGR y en la Fiscalía, pero eso no nos asusta, pero si cualquier cosa que les pase a alguno de nuestros familiares, abogados, a su servidor o los demás ejidatarios los hacemos responsables”

Aunque sí asistió a Palacio de Gobierno, el director general del Grupo Aeroportuario del Pacífico, Fernando Bosque, no estuvo presente en la junta entre ejidatarios y autoridades.

“En la reunión se había quedado que iba a haber un ofrecimiento de parte del GAP, pero estos señores están cubriendo los intereses del GAP, así se maneja el Gobierno ahorita, él (Fernando Bosque) estuvo encerrado y nada más escuchándolos”, agregó.

Según Nicolás Vega 27 millones de pesos serían aportados por el Gobierno Federal y los 7 millones de pesos restantes por el Gobierno del Estado, pero el Secretario General de Gobierno desmintió que el gobierno estatal vaya a poner recursos.

Maximiano Lomelí, otro abogado de los ejidatarios, también señaló amenazas del funcionario de la SCT.

“Yo sí hago una acusación seria contra Fausto Muciño quien señaló al abogado presente y su servidor que sabía dónde vivíamos, quiénes eran nuestros hijos y nuestros esposas, que sabían del Cisen a qué nos dedicábamos para ver si nosotros soltábamos el asunto y dejábamos solos a los ejidatarios”,   

El funcionario aseguró que denunciarán ante la PGR y Derechos Humanos por las amenazas vertidas en la reunión.

Roberto López Lara, secretario General de Gobierno, dijo que no escuchó amenazas porque estuvo entrando y saliendo de la reunión y descartó que haya sido un fracaso la reunión, ya que continúa la mesa de diálogo.

“Fue una cantidad económica que se ofreció, no hubo satisfacción de ese planteamiento económico al grupo de los ejidatarios que me merecen todo el respeto y después hubo otro planteamiento de unos terrenos y no se llegó a un acuerdo”, dijo.

También aseguró que el Gobierno del Estado no permitirá bloqueos aunque la terminal aérea no permanece bloqueada por los ejidatarios, aunque sí hay plantones y tienen abierto el estacionamiento.

“Ese es un tema de que quien tiene la concesión lo tiene que definir, porque también  hay una afectación a una concesión”, agregó.

Dijo que las denuncias que fueron interpuestas en la Fiscalía del Estado serán remitidas a la PGR.

No obstante, agregó que seguirán trabajando y se mantendrá la mesa de negociaciones.