• Regístrate
Estás leyendo: AMLO acumula 56 días íntegros de viajes por aire y tierra
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 15:58 Hoy

AMLO acumula 56 días íntegros de viajes por aire y tierra

Los preferidos. El Estado de México, Sinaloa y Tabasco fueron las entidades que el Presidente visitó más, pues en cada una ha encabezado cuatro diversos actos.
Publicidad
Publicidad

Puede decirse que Andrés Manuel López Obrador  vive en las nubes. Y con razón.

De los primeros 100 días de su gobierno, el Presidente dedicó 56 a recorrer el país como lo ha hecho en los últimos 12 años de campaña: en vuelos comerciales y por carretera. Siempre desde las plazas y centros de las cabeceras municipales hasta los pueblos más alejados y las sierras más incomunicadas del país.

¿Cómo fue su primer vuelo en avión comercial?

Su primer vuelo como Presidente de la República fue el día siguiente de su mandato. A las 14:06 del 2 de diciembre arribó a la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México acompañado de tres mujeres de su equipo de Ayudantía y sin ningún tipo de protocolo especial.

Las tradicionales seflies y el tumulto se duplicaron, ya no era un candidato, era el titular del Ejecutivo volando como cualquier mexicano más, en un aerolínea del más bajo costo.

Hizo fila como cualquier otro, dejó sus pertenencias, obedeció las instrucciones de seguridad y siguió el protocolo tradicional de acceso a las salas de abordaje.

A punto de despegar, el capitán del vuelo VW657 le agradeció la distinción de trasladar al Presidente a su destino y los pasajeros respondieron con porras.

“Aeromar tiene el gusto darle la más cordial bienvenida al presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López obrador a quien le agradecemos su preferencia”.

López Obrador solo respondió con una sonrisa y al arribar a Veracruz, el capitán salió de la cabina para agradecerle personalmente: “muchas gracias, es algo histórico para nosotros”, le dijo.

“Muchas gracias, muchas gracias, no nos equivocamos de tomar la decisión de trasladarnos por el país de esta manera, es lo mejor y además se ahorra mucho del presupuesto que es dinero de todo el pueblo”, respondió.

Pero a pesar de que para el tabasqueño este vuelo pareciera como cualquier otro, para las aerolíneas no era así. Al bajar del avión un joven con chaleco amarrillo lo esperaba con una sombrilla para que se cubriera del sol mientras cruzaba la pista, López Obrador no pudo disimular sorpresa y riendo, concluyó: “¡ándale pues! Me lo llevo nada más para no despreciarte”.

De inmediato una mujer se acercó y ofreció sostener ella el paraguas “no, no, no, es que yo estoy acostumbrado al sol pero vente aquí conmigo, aquí nos vamos los dos, muchas gracias”, le respondió el Presidente abrazándola para no despreciar a la mujer que mientras caminaba intentaba abrir la cámara de su celular y captar el momento

En su próxima gira, el 07 de diciembre rumbo a Nayarit, López Obrador abordaría el vuelo Y4798 rumbo a Mazatlán y la aerolínea Volaris junto con la terminal 1 del aeropuerto, organizaron un filtro especial para todos aquellos que fueran en el mismo avión que el Presidente. Las pertenencias de todo aquel que presentaba un boleto con ese vuelo debía ser inspeccionado en cada una de sus pertenencias y debían pasar por pruebas de restos de pólvora.

Ante las críticas y la negativa del equipo de haber sido ellos quienes pidieron estos filtros, al día siguiente el Presidente viajó acompañado de su esposa Beatriz Gutiérrez Müller y pasaron por los tradicionales filtros y se colocaron en las mismas filas que el resto de los pasajeros.

Pero no todo fue aeropuertos. López Obrador mantuvo la costumbre de viajar por carretera recorriendo los pueblos y conectándose de un estado al otro.

En números, ¿cuánto ha viajado el Presidente?

Hasta ahora, López Obrador ha tomado 42 vuelos comerciales o casi uno cada dos días. De norte a sur ha recorrido 40 mil kilómetros, suficiente para darle la vuelta al mundo. Aunque renunció al lujo de la flota aérea presidencial, en total ha pasado volando 4 mil 150 minutos o 172 horas, unos siete días.

Por tierra, López Obrador ha mantenido el ritmo de antaño: en 100 días recorrió 11 mil 728.3 kilómetros, suficiente para viajar de Ciudad de México a Nueva York de ida y vuelta y de regreso otra vez.

En resumen, estuvo a bordo de su vehículo —camioneta o Jetta— 10 mil 969 minutos. Eso significa que usó más de 182 horas para llegar a sus mítines, hablar con los ciudadanos, entregar apoyos sociales y anunciar acciones de su gobierno.

En términos llanos, ha pasado una décima parte de su mandato metido en lo que lleva haciendo toda una vida: viajando.

El Estado de México, Sinaloa y Tabasco fueron las entidades que el Presidente visitó más. Encabezó cuatro veces diversos actos en cada uno de ellos, seguidos por Chiapas, Ciudad de México, Guerrero, Oaxaca y Veracruz.

Mientras que Guanajuato, Jalisco y Aguascalientes fueron las entidades que quedaron pendientes para los días 98, 99 y 100 de su mandato, luego de que tuvo que posponer esta gira por la explosión del ducto en Tlahuelilpan el 18 de enero pasado.

El presidente continuará con estos recorridos, haciendo paradas en las carreteras para desayunar en fondas y en restaurantes típicos, sin ningún protocolo de seguridad, bajo la convicción de que “el pueblo es bueno y me cuida”.

CLAVES

Agenda actual

Guanajuato, Aguascalientes y Jalisco son las entidades que visita este fin de semana; ayer estuvo en las dos primeras.

Pospuso gira

La explosión de un ducto de Pemex en Tlahuelilpan obligó al mandatario a cambiar su agenda para atender la emergencia.

Sin seguridad

El Presidente sigue haciendo sus recorridos sin seguridad adicional ni un protocolo de protección.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.