• Regístrate
Estás leyendo: Homicida de dueño de marmolería sería hijo de la presidenta auxiliar de Tepeaca
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 21:45 Hoy

Homicida de dueño de marmolería sería hijo de la presidenta auxiliar de Tepeaca

También podría estar relacionado con una banda dedicada al robo de gas LP
Publicidad
Publicidad

Uno de los homicidas del hombre que se dedicaba a elaborar productos de mármol sería el hijo de la presidenta auxiliar de Santiago Acatlán del municipio de Tepeaca, quien también estaría relacionado con una banda dedicada al robo de gas LP.

René, familiar de la víctima, declaró que el hijo de María Ignacia García Miranda participó en el asesinato ocurrido este martes, al interior de un negocio ubicado sobre camino Real, reveló una fuente ministerial a Milenio.

Por lo anterior, la Fiscalía General del Estado (FGE) trabaja en la localización Adrián Rojas García, quien también estaría vinculado con un grupo delincuencial dedicado a la extracción ilegal de gas LP en el municipio que forma parte del Triángulo Rojo.

De acuerdo con la fuente, el familiar también reveló que el día del ataque resultó herida la hija de la víctima, Yuviana Víctoria, de 24 años, quien se encuentra en el Hospital Betania de la capital poblana, donde se debate entre la vida y la muerte.

​De acuerdo con los peritajes de la Fiscalía General del Estado (FGE), Marcelino se encontraba en su marmolería, ubicado sobre el Camino Real cuando llegaron unos sujetos con armas largas a bordo de una camioneta.

Sin decir ni una palabra, los agresores abrieron fuego contra el dueño del lugar, quien supuestamente se habría tratado de defender con una pistola que tenía entre sus ropas.

Tras asesinarlo, el comando se subió a la camioneta en la que llegaron y huyeron con dirección a la carretera federal Puebla-Tehuacán, sin lograr ser arrestados por las autoridades.

ARP

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.