• Regístrate
Estás leyendo: La arquitectura mexicana según Felipe Leal
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 08:18 Hoy

Vesperal

La arquitectura mexicana según Felipe Leal

Tomás de Híjar Ornelas

Publicidad
Publicidad

El arquitecto y urbanista mexicano Felipe Leal estuvo en Guadalajara la noche del 1º de abril del 2019, para hablar de Arquitectura Mexicana, en el Museo de la Ciudad, invitado por la corresponsalía en esta ciudad del Seminario de Cultura Mexicana, del que funge como vicepresidente nacional.

Ante la copiosa audiencia, donde destacaron colegas suyos y estudiantes de esa disciplina, expuso su síntesis personal y profesional del tema, que siempre ha engarzado con la relación entre la naturaleza y los espacios públicos.

Su exposición fue vibrante y emotiva y en ella planteó, sirviéndose de imágenes, cómo en esta parte del mundo hay un hilo conductor milenario entre dichos espacios, desde los tiempos prehispánicos hasta nuestros días.

Fue muy grato escuchar al que por su gran prestigio como urbanista le han llamado ‘el arquitecto de la ciudad’, aunque con una pizca de ironía por la forma en que lo enfatiza, uno podría agregarle “de la Ciudad Universitaria, pues fue el más ardoroso miembro del comité que consiguió incluir ese espacio en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.

En su charla demostró cómo el desarrollo identitario de la arquitectura mexicana alcanza su máxima expresión cuando el espacio público reviste y se funde con los monumentos situados a su vera, toda vez que tal cosa es posible a la circunstancia de ser nuestro un territorio tan accidentado como diverso y haber sido ese ámbito, ayer y hoy, el de la convergencia sagrada, ritual, lúdica y de encuentro.

Quien fuera titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México en el 2010, elogió la zona Centro de Guadalajara como un sitio modelo en tales aditamentos, elogio no corto viniendo de un profesionista que ha obtenido muchos reconocimientos dentro y fuera de su patria y que lo mismo ha sido director de la Facultad de Arquitectura de la UNAM que restaurador de lugares tan emblemáticos como la Plaza de la República –que revitalizó a partir del rescate integral del Monumento de la Revolución–, del Corredor Peatonal Madero, de la Plaza Garibaldi, de la Alameda Central y de la Academia Mexicana de las Ciencias, todas en la Ciudad de México.

Atendiendo a lo dicho, del Paseo Fray Antonio Alcalde aludió a la importancia que ahora cobra en una avenida que se hizo destruyendo hace 70 años buena parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad.

Empero, también reconoció el riesgo grande latente de que dicho Paseo quede a merced del mercantilismo voraz, que ha inventado sus propias ‘plazas’ –los centros comerciales–, especialmente diseñadas para el consumo voraz.

Según su dictamen, si el hoy tan lastimado ecosistema Valle de Atemajac ha de ponerle freno al declive de su calidad de vida, es indispensable dignificar la zona Centro de Guadalajara, de lo que es consciente el gobierno municipal encabezado por Ismael del Toro Castro, que prepara para ello dos herramientas básicas: una fundación que atienda esos rubros en el Paseo y una declaratoria de patrimonio social para el mismo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.