• Regístrate
Estás leyendo: Uniformados delincuentes: Pachuca
Comparte esta noticia
Sábado , 23.02.2019 / 09:21 Hoy

Columna de Sarkis Mikel Jeitani

Uniformados delincuentes: Pachuca

Sarkis Mikel Jeitani

Publicidad
Publicidad

La policía municipal y de vialidad es un cuerpo administrativo que aseguran el orden, la tranquilidad, la paz social y cumplen con vigilar a los vecinos, residentes o visitantes de los municipios.

De igual importancia es la policía de tránsito que es el ente encargado de regular el orden, de hacer cumplir las normas de tránsito para los distintos medios de transporte público y privado; su tarea consiste en vigilar los delitos cometidos a las normas establecidas en materia de transporte.

Ambas instituciones tienen como función orientar, participar y colaborar con la población, tienden a la prevención del delito, procuran la seguridad de los ciudadanos, el respeto de la Ley de Convivencia, protegen y auxilian a las personas, particularmente a la gente que lo necesita.

Con el precepto de conservar el orden público y la tranquilidad de la comunidad, velan que se cumplan y apliquen las disposiciones de la ley así como sus reglamentos en materia civil, de movilidad, vialidad y transporte e informan a quienes necesitan este conocimiento. Lo visto, es que existe un gran distanciamiento entre el verdadero perfil y la realidad de la policía municipal y de tránsito, este es el primer asunto en que la alcaldesa Yolanda Tellería se ha comprometido con los pachuqueños: acabar con la corrupción. Su intención se agradece, sin embargo sus policías se califican como los más corruptos en comparación con anteriores administraciones, además abusan del poder público y de aquellos que pueden obtener un beneficio, aunado al tráfico de influencias.

Si ponemos un poco de atención, por ejemplo a los elementos de la policía preventiva de Pachuca que con motivo de la revisión general no pasaron las pruebas de control se les dio baja, es un hecho del cual se desconoce cómo se realizó o se evaluó su estatus, tal vez, quiero presumir que fue decisión política y no una realidad de sanear y controlar la dependencia policíaca municipal; por ello, la sociedad aún no siente algún cambio en este instituto público donde existen muchos ejemplos para escribir y opinar con respecto a la posible existencia de un complejo grupo llamado delincuencia uniformada que opera alrededor y dentro del municipio de Pachuca abusando del poder público. Vale mencionar varios casos típicos de soborno y tráfico de influencias; con mucho interés la ciudadanía analiza la nota de la balacera en el bar la "Mera Mera", localizado en el boulevard Everardo Márquez, en Pachuca, dicho establecimiento no contaba con el cumplimiento de normas de seguridad; al momento de la riña avisaron a la policía sin embargo, los elementos de seguridad pública municipal no llegaron en tiempo, dando posibilidad a los actores para huir del lugar sin dificultad alguna. Como este asunto, nos encontramos todos los días pero la autoridad se hace de la vista gorda a cambio de recibir su mochada por parte de los dueños de los bares. Por cierto, muy común en Pachuca es que los conductores sean víctimas de ese cuerpo policiaco al circular en diversas áreas llamadas controladas y protegidas por la policía de tránsito para exigir la mochada. Uno de esos puntos famosos es la rotonda 24 horas, donde los semáforos se encuentran en posición de confundir al conductor, situación que aprovechan para pararlos y solicitar la típica mordida con el objetivo de no infraccionarlos o llevarlos al corralón. Otro punto es a la salida a México, frente al Tecnológico de Pachuca, por la lateral, en donde no existe un semáforo, aquí el conductor tiene que ingeniárselas, lo que funciona como una trampa muy bien diseñada para que la policía logre el mismo fin. Estos y otros puntos son los que utilizan los policías o tránsitos municipales para asaltar a los ciudadanos, sin importar que estos actos delictivos se efectúen a plena luz del día.

Para finalizar, la alcaldesa debe informar a los pachuqueños sobre esta situación y dar un informe real sobre el estatus de su policía municipal, de su política pública de seguridad, de sus reglamentos para garantizar la paz social y el derecho de los ciudadanos que den certeza de un gobierno honesto que ve por ellos y fortalece la capacidad de las instituciones de los municipios.

colegiolibredehidalgo@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.