• Regístrate
Estás leyendo: Sistema Anticorrupción, con pie izquierdo
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 20:46 Hoy

En frecuencia

Sistema Anticorrupción, con pie izquierdo

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Todo parece indicar que la experiencia que se tenga con el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción va a ser similar a lo que vivimos con el Sistema de Justicia Penal Acusatorio. Dice el dicho que lo que mal empieza mal termina.

Y no es por ser ave de mal agüero pero con eso de que falta nombrar al fiscal anticorrupción y así establecer en la mayoría de los estados de la República los Sistemas Locales Anticorrupción, que deberían ser espejos del nacional y que el Senado nombre a 18 magistrados para el Tribunal de Justicia Administrativa, quienes deberían encargarse de juzgar los casos graves de corrupción tanto de funcionarios públicos como particulares pues como que no me da muy buena espina esto.

Muchas cosas podrían pensarse del porqué por ejemplo no se ha nombrado al nuevo fiscal, pues si de algo adolecen nuestro políticos es de no querer entrarle de fondo al tema del combate a la corrupción y al final del día a quien dejen en el puesto vaya a ser alguien afín que termine por dar al traste con el sistema. No me quiero imaginar a un fiscal anticorrupción tipo titular de la Procuraduría General de la República, que por no ser independiente termina no solo por no investigar sino en cierta medida hasta por solapar actos de corrupción.

Prueba de ello son las más de 500 denuncias presentadas por la Auditoría Superior de la Federación ante la PGR y que siguen durmiendo el sueño de los justos sin tener un avance, que si en realidad se quisiera ya habrían prosperado pero como la rentabilidad política de los casos ya es muy baja seguro se quedarán en el archivero de la PGR.

Es de locos pensar que hoy inicia funciones la Fiscalía Anticorrupción y no se tiene al titular de la misma, es como festejar el cumpleaños de alguien sin que el celebrado esté presente, qué necesidad de que ocurran así las cosas, cuando uno de los temas más sensibles para los mexicanos especialmente es el del combate a la corrupción.

Algo similar ocurrió con el Sistema de Justicia Penal acusatorio que arrancó con enormes deficiencias, algunas de ellas de falta de personal o infraestructura, además de lagunas legales que permiten que hoy tengamos más delincuentes en la calle por no ser sujetos de la prisión preventiva. Con esa experiencia, cómo pretenden ganar la confianza de los mexicanos con este experimento que pretende acabar con las ratas de dos patas que existen en el país.

Como parte de las reformas que han hecho posible el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), este miércoles también entran en vigor, en todo el país, la nueva Ley General de Responsabilidades Administrativas (LGRA), que establece las faltas administrativas graves y no graves de los servidores públicos y de particulares, así como las sanciones por sus actos u omisiones y la Ley Federal Anticorrupción en Contrataciones Públicas.

Hay algo muy interesante en todo este entramado legal, pues ambas leyes impulsarán al Sistema Nacional Anticorrupción y están orientadas no sólo al sector público, sino de forma muy importante, también a las personas físicas y morales del sector privado que contratan con el gobierno.

Sí, la corrupción es de dos, pero creo que primero hay que atender que quienes se encargarán de combatirla deberían iniciar con toda la estructura necesaria y no dejar para la negociación, pues estoy seguro que así será, el nombramiento del nuevo fiscal y los magistrados del TJA.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.