• Regístrate
Estás leyendo: Los valores y la familia
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 19:45 Hoy

Para Reflexionar

Los valores y la familia

Luis Rey Delgado García

Publicidad
Publicidad

Muchas personas de mediana edad, en reuniones y coloquios señalan que "Hay que rescatar los valores familiares", "Los valores son importantes", "Los valores forman el carácter del futuro ciudadano"; y sus comentarios tienen un carácter angustioso.

Cuando hablamos de los valores, pensamos en el valor como valentía, coraje, por ejemplo, el valor de los héroes que dieron su vida por la patria. También podemos expresar su significado como el valor que tiene que ver con el precio o el aprecio que le damos a las cosas, ideas o personas que nos importan. En algunos casos es solo el precio material, por ejemplo, lo que gastamos en ropa o útiles escolares para la educación de nuestros hijos.

Pero obviamente existen valores queno se pueden medir con dinero. El valor moral del sacrificio no tiene precio, la bondad, la compasión, la justicia, verdad y la lealtad no podemos ponerles una medida o indicador de peso, volumen o costo.Los valores se aprenden con el ejemplo de los padres en primer lugar, por eso es importante estar atentos a como nos comportamos frente a nuestros hijos y con nuestros hijos, es decir mantener una vida acorde, genuina y congruente con los valores.

La familia es el núcleo natural y más importante en donde se desarrollan e inculcan los valores en el ser humano, La familia es central en relación a la persona. En esta cuna de la vida y del amor, el hombre nace, crece y es llamado, desde lo más íntimo de sí a la comunión con los demás y a la entrega a los demás. En la familia se crea un ambiente de vida en el cual el niño desarrolla sus potencialidades se hace consciente de su dignidad y se prepara para la vida. En el clima de afecto natural que une a los miembros de una comunidad familiar, las personas son reconocidas y responsabilizadas en su integridad. La familia es la primera estructura fundamental en cuyo seno el hombre recibe las primeras nociones sobre la verdad y el bien; aprende qué quiere decir amar y ser amado.

Un problema es la exageración que se le ha dado a “los derechos de los niños” y esto ha limitado en mucho la autoridad de los padres para educarlos, la televisión nos muestra imágenes de niños enseñándoles a sus padres, quienes aparecen como tontos manejando computadoras o dibujos animados donde es normal ver niños héroes y adultos torpes y cobardes.

Pero también cada vez es más común ver padres adolescentes unidos por un embarazo no deseado o padres jóvenes que sólo piensan en salir a bailar y divertirse sin asumir su responsabilidad, o padres ya adultos que pierden el sentido de sus vidas, de su familia, que abandonan su deber, pensando únicamente en sí mismos.Todos vemos, vivimos y sufrimos las consecuencias del descuido que hemos tenido en la formación de valores en la familia.


luisrey.delgado@grupolala.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.