• Regístrate
Estás leyendo: Los Pinos para todos
Comparte esta noticia
Lunes , 18.02.2019 / 22:00 Hoy

Malos modos

Los Pinos para todos

Julio Patán

Publicidad
Publicidad

No hay cambios de régimen sin manotazos culturales en la mesa. Fidel expulsó al grueso de la poderosa cultura cubana y creó un aparato de propaganda con intelectuales y creadores a medida. La URSS tuvo su realismo socialista; el maoísmo, su Revolución Cultural. Toda proporción guardada, la 4T tiene Los Pinos. El sábado, la ex Residencia Oficial abrió sus puertas y se dejaron caer 90 mil personas.

Claro: ¿quién no quiere asomarse a la habitación del rey? 90 mil ciudadanos fueron, no sé si felices, pero al menos curiosos, que ya es un logro, y la 4T se regaló su toma del Palacio de Invierno, un golpe simbólico. ¿Que no hubo un John Reed para narrarla? No. Pero es que en esa ausencia también hay una carga simbólica. AMLO no tumbó a una dictadura: venció en las urnas a un régimen corrupto, piñatón, que a fin de cuentas respetó las reglas del juego democrático. No hay épica: hay una puesta en escena. ¿Quién quiere narrar eso, al margen de los creyentes y los oportunistas?

Con Los Pinos pasa lo que con todo en los discursos del domingo: el problema es el día siguiente. Buceo por www.lospinosparatodos.com. Pobreza franciscana: unas fotos, unos párrafos con la historia del lugar y un mapa. Punto. Ni una pista sobre qué se pretende hacer con esas 60 hectáreas junto a Chapultepec, más allá de un “centro cultural” y un “corredor”. Ninguna propuesta sobre de dónde sacar recursos para mantener esos jardines, esas colecciones de arte, esos libros, esos muebles espléndidos que son de todos. Ningún adelanto sobre si veremos danza o música o presentaciones de libros o un museo. Nada: a meses del aviso de que AMLO se instalaba en otro sitio, cero planeación.

Las amenazas, claro, son el deterioro y el saqueo: otras 60 hectáreas convertidas en un páramo entreverado de ruinas tipo Texcoco, salvo que ahí también brote un lago. Será otro tipo de símbolo. De momento, desaparecieron las nochebuenas: alguien se las chingó.

Ojalá que en adelante simbolicen menos y cuiden el changarro. Por eso: porque es de todos.

***

Dije ya que el de Alejandra Frausto en la Secretaría de Cultura me parece un buen nombramiento. Lo sostengo. Tiene ahora una muy buena oportunidad de confirmarlo. Es la mejor esperanza para Los Pinos.

@juliopatan09

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.