• Regístrate
Estás leyendo: El VAR está desquiciandoa los árbitros
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 15:59 Hoy

Radio Pasillo

El VAR está desquiciandoa los árbitros

José Juan Vázquez

Publicidad
Publicidad

Nunca había visto a un árbitro desconcertado, con cara de susto y pidiendo que alguien lo sacara del estadio, como vi a Fernando Guerrero en el partido del pasado sábado, entre Rayados y América. 


Simplemente perdió el control de las situaciones que se le fueron presentando, desde la expulsión de Avilés Hurtado hasta llegar a la doble amarilla y tarjeta roja a Nicolás Castillo, y todo ocurrió porque el VAR está desquiciando a los árbitros. 


La herramienta que debería facilitar el trabajo de la cuarteta arbitral se está convirtiendo en un arma que no saben como manejar. Me queda claro que el problema es el procedimiento que, tanto Fernando Guerrero como Jorge Antonio Pérez Durán, no están ejecutando para revisar las jugadas en el monitor que tienen a lado de la cancha. 


Por principio de cuentas, cada árbitro hacelo que se le viene en gana, se le ocurre o le dicen desde la cabina del VAR. La comunicación entre las personas que revisan el video y el árbitro central es deficiente. A quienes estamos de espectadores en los partidos no termina por quedarnos claro porque unos árbitros van al monitor y otros no en jugadas similares. 


Pérez Durán se tardó ocho minutos en revisar el gol que no le validó a Toluca ante Chivas. Para cuando checó esa jugada, los futbolistas ya se le habían amotinado en el terreno de juego. Lo mismo le pasó a Guerrero en el estadio de Rayados pero agravado con el hecho de que ambos equipos y bancas, además de los aficionados regios lo querían pasar por la piedra de los sacrificios. 


El problema está evolucionando porque entrenadores como Miguel Herrera están violando la norma de no ver la pantalla del VAR y no están siendo sancionados con tarjeta de amonestación, algo que estipula el reglamento. 


Otro asunto que me preocupa es que en vez de ir mejorando jornada a jornada, las cosas se ponen peor. De lo sucedido en el estadio de Chivas en la fecha 3 a lo ocurrido en Guadalupe, Nuevo León el pasado fin de semana, los árbitros crean más caos, tienen menos control de las situaciones y están siendo exhibidos en su falta de práctica en utilizar una herramienta que es simple y sencilla: ver un monitor para checar que su decisión haya sido correcta. 


Al paso que vamos con un árbitro sancionado por jornada por tener un mal procedimiento en el uso del VAR, Arturo Brizio va terminar sin elementos para la jornada 17.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.