• Regístrate
Estás leyendo: Educar para una nueva sociedad
Comparte esta noticia

Areópago

Educar para una nueva sociedad

Jesús de la Torre T. Pbro.

Publicidad
Publicidad

Al constatar una devastación social, cívica, moral, producida por la corrupción, la violencia sin sentido, el narcotráfico, la pérdida del sentido de por qué vivir y para que vivir, la respuesta no es vivir como a cada quién le pegue la gana, sino vivir con plena conciencia de que somos constructores para otro mundo que es posible. Esto nos lleva al deber de una educación permanente, que no se concreta a la niñez o a la juventud, sino a toda la vida y a la totalidad de la vida.

Nos proponemos colaborar con un grano de arena para que el mundo sea distinto.

En la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, en Torreón, se impartirá un curso de verano, para maestros, padres de familia, catequistas de todos los niveles, muchachos y muchachas, en la escuela parroquial, todos los domingos del 2 de julio al 27 de agosto, de las 10.00 horas a las 12.30 horas, apoyados en las líneas generales del documento episcopal intitulado “Educar para una nueva sociedad”. El costo no será gratuito porque cada participante dará, no de mala gana, sino lo que dicte la generosidad de su corazón.

La finalidad es promover la asimilación de elementos teóricos y prácticos, para enfrentar la emergencia y la reforma educativa, y así, formar ciudadanos que puedan participar en la transformación de la sociedad, mediante exposiciones, mesas redondas y discusiones en plenarios, que ayuden a clarificar los caminos educativos, de acuerdo a las edades, conocimientos y puestos que cada quien ostente en la sociedad.

Los ponentes más que nada, son hábiles en el manejo de metodologías de enseñanzas modernas.

El presente curso está dictado más que nada por la coyuntura nacional y regional actual, que revela un desgano y una imposibilidad dictada por el mal ánimo que nos lleva a pensar, que nada se puede hacer para remediar la situación; que las denuncias sobre delitos valen para puro gorro, porque al que se agarran y maltratan es al denunciante y que lo mejor es que cada quién viva como pueda.

El mundo puede ofrecer soluciones distintas, si los ciudadanos nos decidimos a construir ciudadanía: una sociedad fraterna, fundada su convivencia en principios; sociedad democrática donde las autoridades no tengan salidas que son puras vaciladas para el pueblo, y bonos para que ellos mismos se aseguren en el puesto que tienen, que lo gozan para servirse y no para servir. El curso podrá servir para advertir que en nuestras manos está una sociedad de justicia, si nosotros lo decidimos.


jesus_delatorre@live.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.