• Regístrate
Estás leyendo: 800 mil hidalguenses sin participar en las elecciones
Comparte esta noticia
Jueves , 21.03.2019 / 20:31 Hoy

Entretelones

800 mil hidalguenses sin participar en las elecciones

Janet Barragán

Publicidad
Publicidad

La elección concurrente celebrada el pasado 5 de julio logró un porcentaje promedio del 60.07 por ciento de participación ciudadana, sin duda alguna superó los porcentajes de elecciones pasadas; sin embargo no es una cifra para presumirla cuando se trató de tres elecciones simultáneas y ratifica una realidad ante el sistema democrático del país, la clase política y el compromiso ante una responsabilidad de los ciudadanos.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Electoral (INE) la lista nominal de electores en Hidalgo fue de 2 millones 22 mil 618 ciudadanos, en posibilidades todos de emitir su sufragio para elegir, gobernador, diputados locales y a los integrantes de los 84 ayuntamientos; sin embargo más de 807 mil hidalguenses hicieron caso omiso de las campañas, las propuestas, los discursos, la promoción del voto y no participaron en las elecciones, un síntoma que los expertos incluso califican como la evidente decadencia de un sistema democrático.

Nadie quiso aventurarse en dar cifras de los porcentajes de votación ideales para los comicios de la naturaleza celebrados en la entidad, ni mucho menos adelantar las cifras reales que se proyectaron ante unas campañas electorales grises, faltas de creatividad e innovaciones, los mismos discursos, eso sí con menos basura y dádivas descaradas, ante la obligación de entregar solamente propaganda amigable con el medio ambiente.

La participación electoral debe convertirse en un tema central de las instituciones electorales, los partidos políticos y aquellos que fueron electos como representantes ciudadanos, forma parte de esa corresponsabilidad inherente y, un punto fundamental que los organismos electorales deberán comenzar a trabajar es la promoción de la importancia de emitir un sufragio, deberán buscarse mecanismos y estrategias que verdaderamente arrojen resultados que aplaudir y festejar.

Los consejeros electorales recientemente seleccionados, de permanecer en sus encargos, deberán centrarse en esos trabajos de cara a las elecciones de 2018, diseñar toda una estrategia que permita permear en cada uno de los grupos y sectores de la población, revisar incluso el tema en los contenidos educativos de todos los niveles, en este caso hay omisiones en temas tan trascendentales para la construcción de la democracia y la legitimación de los procesos de selección.

La ciudadanía tiene que conocer los nuevos mecanismos de participación a los que tiene acceso, como las candidaturas independientes, una figura desperdiciada en el pasado proceso electoral para el caso de las diputaciones locales, los interesados en ella tuvieron que acercarse al Instituto Estatal Electoral para solicitar información, conocer los requisitos y los pasos a seguir para acceder a esta posibilidad, que no es otra cosa que hacer vales el derecho constitucional de votar y ser votado.

El consejero electoral Augusto Hernández Abogado puntualizó en uno de los temas motivo de revisión, el modelo de comunicación política, que no ha sido efectiva para acercar a la ciudadanía, en particular a los jóvenes, a los procesos democráticos, pues los spots en medios de comunicación se establecieron como el principal mecanismo para el vinculo entre partidos y el electorado, no hay más vías para la promoción y es aquí donde deberán surgir las ideas, la creatividad y la estrategia, para atender a un sector de la población cada vez mayor ante el inminente cambio generacional y la inversión de la pirámide población, hoy existen más jóvenes a quienes deben convencer primero que el sistema democrático en el país funciona, que su voto legitima las acciones de quienes resultan electos y que realmente sus necesidades son atendidas.

@JanetBaS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.