• Regístrate
Estás leyendo: Justicia ambiental
Comparte esta noticia
Jueves , 21.03.2019 / 16:25 Hoy

Ante el espejo

Justicia ambiental

Hernán Mejía López

Publicidad
Publicidad

El tema de la contaminación atmosférica llegó para quedarse, se ha colocado como central en la agenda pública y ya es hora de que los poderes públicos, niveles de gobierno, organismos constitucionalmente autónomos, sector privado y sociedad en general nos demos cuenta que tenemos una responsabilidad común –pero diferenciada- al respecto; es tarea de todos contribuir a la mejora de la calidad del aire y a lograr un medio ambiente sano.

La justicia ambiental es un tema vital para todos en el corto, mediano y largo plazo pues la contaminación ha provocado grandes pérdidas económicas en el gobierno e iniciativa privada, serias afectaciones a nuestra salud e irreparables pérdidas a la ecología; la contingencia ambiental y el no poder usar el vehículo automotor sólo son la punta del iceberg.

La justicia ambiental es asunto del Derecho y del sentido común, el tema es jurídico porque está reconocido por los instrumentos convencionales más trascendentes y es una práctica habitual que todos debemos adoptar en nuestro quehacer cotidiano y permanente y así hacerla real y efectiva. La Declaración Universal de los Derechos Humanos señala que "Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros (...) Todo individuo tiene derecho a la vida (...) Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar..."; el Pacto Internacional de derechos Civiles y Políticos aborda que "El derecho a la vida es inherente a la persona humana (...) La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado..."; el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales contiene que "Los Estados Partes en el presente Pacto reconocen el derecho de toda persona a un nivel de vida adecuado para sí y su familia... y a una mejora continua de las condiciones de existencia..."; la Convención Americana sobre Derechos humanos cita que "... Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral..." y; nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos reconoce que "... toda persona tiene derecho a la protección de la salud (...) Toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar...".

Debemos incorporar a nuestra inteligencia una mayor consciencia ambiental para que los derechos humanos a la salud y a un medio ambiente sano estén bajo disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad, calidad y efectividad por todos. El desarrollo sustentable solo se logrará con el equilibrio ecológico, social y económico. Así como materializar los principios de prevención, precaución, el que contamina paga, etc. ya que estamos ante un estado de necesidad ambiental y requerimos mejores protocolos de monitoreo, control y sanción para gozar de un medio ambiente sano y evitar una discriminación ambiental, que margine generalizadamente a las comunidades con el "estrés eólico".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.