• Regístrate
Estás leyendo: De violencias mexicanas
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 09:57 Hoy

Vivir el día

De violencias mexicanas

Froylán M. López Narváez

Publicidad
Publicidad

El imbécil pato Donald Trump, que enfrenta su deterioro político más intenso y decrece constantemente, encontró recurso distractivo odioso al acusar a México de cuanto puede.

Ahora su acoso disparatado se dirige hacia la violencia en territorio mexicano, quizá acogiéndose a afirmaciones que han sido rectificadas. El Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IIEE) había afirmado que México era el segundo país más violento del mundo después de Siria. “México está ranqueado como el segundo país más mortal del mundo después de Siria. El narcotráfico es en gran parte la causa. Vamos a construir el muro”, dijo el mandatario gringo por Twitter.

En efecto, rectificó el IIEE aceptando que en su reciente encuesta de conflictos armados hubo una falla metodológica que requiere revisión. No obstante, México seguirá clasificado entre los diez países del mundo más mortíferos. “Nuestros investigadores están trabajando para rectificar esto y vamos a compartir los resultados a su debido tiempo”, aseveró el instituto.

El IIEE no mide los homicidios absolutos o per cápita. Dice que el 9 de mayo se ubicó a la República mexicana como el segundo país donde más personas murieron en forma violenta en 2016, con 23 mil casos, por arriba de países como Irak, Afganistán, Turquía y Somalia. Se sorprenden de que “a diferencia de los conflictos tradicionales, los criminales buscan establecer territorios autónomos y no ideales político-ideológicos”.

El gobierno de EPN rechazó las conclusiones, pues considera que son estimaciones basadas en metodologías inciertas y aplican términos jurídicos de manera equivocada. Mucho más rechazan las secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores. Les parece erróneo sostener que el activismo criminal no es un criterio suficiente para hablar de un “conflicto armado”.

Como sea, está claro, como mucho se ha dicho, que hay regiones en las cuales las operaciones asesinas son producto del narcotráfico. Por eso tiene razón el funcionario de Estados Unidos que dijo que el narcotráfico es un problema del consumo de ese país.

Se dice que la violencia damnifica horrorosamente. Según denuncia de la ONU, países como Honduras, Venezuela, Belice, Colombia y Brasil tienen una tasa de homicidios de 90.4, 53.7, 44.7, 30.8 y 25.2, respectivamente, por cada 100 mil habitantes. La tasa mexicana es de 16.4

Este es el problema más angustioso, grave e insoportable en las últimas décadas. Y sí, los homicidios, además de problemas personales, tienen causalidad en el narcotráfico. Esta es la tarea nacional más urgente, tan internacional como mexicana. Es problema añejo y principalísimo. Acaban de ocurrir 12 homicidios en cuatro estados.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.