• Regístrate
Estás leyendo: Una ciudad inhabitable
Comparte esta noticia

En voz alta

Una ciudad inhabitable

Enrique Acevedo

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

Voy a compartir algunas cifras que espero no aburran demasiado al lector. El mensaje es importante y prometo ser breve. Esta semana la presencia de CO2 en la atmósfera alcanzó por primera vez en la historia de la humanidad la cifra de 415 partes por millón. Y cuando digo que esta es la primera vez en la historia de la humanidad no exagero. Esta concentración de dióxido de carbono no se había observado en 3 mil millones de años, es decir, antes de que los humanos pobláramos el planeta. Vale la pena recordar que los científicos advierten que la zona de peligro empieza desde los 350ppm.

En ese contexto, lo que vivieron los habitantes de Ciudad de México esta semana es apenas una probadita de lo que les espera a zonas urbanas sin un plan que atienda los efectos más adversos del cambio climático, debido a que la peor parte del fenómeno comenzará a sentirse primero en ciudades como la capital mexicana, donde la alta densidad poblacional, la escasez de recursos hídricos y una infraestructura obsoleta, se combinan con factores físicos para aumentar su vulnerabilidad.

La ciudad va a sufrir eventos climáticos cada vez más extremos como las olas de calor y las sequías de los últimos años y que aumentan la probabilidad de incendios forestales. Lo mismo ocurrirá con las lluvias y las inundaciones, entre otros fenómenos.

Por eso es tan importante que el gobierno local presente una estrategia integral para mitigar los efectos del cambio climático y adaptar cuanto antes la infraestructura de la capital. La escala del problema requiere soluciones con políticas públicas. Desafortunadamente las acciones individuales, aunque necesarias, ya no son suficientes. En este sentido es necesario impulsar liderazgos políticos que vean el tema como una prioridad nacional. Líderes en todos los niveles de gobierno que actúen en función de la urgencia y la gravedad del reto climático que se avecina.

Sería deseable que una ciudad tan vulnerable a los efectos del cambio climático contara desde hace años con un plan para este tipo de contingencias. Porque es justo decir que la jefa de Gobierno heredó este problema, pero también que fue en parte de su mala gestión al frente de la Secretaría del Medio Ambiente.

@Enrique_Acevedo

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.